Un estudio publicado en el Journal of Food Science señala que aunque las semillas de jitomate se ven típicamente como un subproducto de bajo valor, en realidad tienen un gran potencial para la producción de aceite con capacidad antioxidante.

Para maximizar el valor económico de los jitomates y proteger el medio ambiente, la industria de procesamiento de jitomate está buscando con urgencia usos alternativos de las semillas“, dijeron los investigadores, quienes señalaron que estas se pueden aprovechar en un 20 o 36.9% para extraer el aceite. Además, “Debido al alto contenido de ácidos grasos insaturados, especialmente el ácido linoleico, el aceite de semilla de jitomate puede ser una buena fuente de aceite comestible o ingrediente de cosméticos, entre otros usos“.

Asimismo se evaluó el impacto de las condiciones de procesamiento incluyendo el tiempo, la temperatura, la relación disolvente a sólido y el tamaño de partícula, en el rendimiento y la actividad antioxidante de los aceites extraídos de la semilla de jitomate. La investigación reveló que el aumento de temperatura, la relación de disolvente a sólido y el tiempo de extracción, mejoran el aceite.

Residuos potenciales

Los investigadores señalaron que, con más o menos un tercio de los aproximadamente 130 millones de toneladas de jitomate producidas anualmente en el mundo y que se consumen en forma de productos procesados, hay una gran oportunidad para el aprovechamiento de las semillas, que representan entre el 3 y 5% del peso fresco del tomate.

Detalles del estudio

El equipo de científicos encargados del estudio aseguró que las condiciones de extracción del aceite recomendadas, deben ser: 8 minutos de tiempo de extracción a una temperatura de 25 °C, usando una relación de disolvente a sólidos de 5/1 (v/p) y el tamaño de partícula de 0,38 mm, para alcanzar un rendimiento de 20.32%.

Dejar un comentario