LNG. Daniela Velasco

Consultora

La papa, también conocida como patata, es un tubérculo, no una verdura. Su nombre científico es Solanum tuberosum L., y se clasifica por el color de su piel. Es considerada como un alimento energético por su contenido en carbohidratos, mayormente en forma de almidón. Es fuente de:

  • Vitamina C (ácido ascórbico) un antioxidante que ayuda a piel, huesos y tejido conectivo, que promueve la curación y ayuda a absorber el hierro
  • Potasio, que contribuye al funcionamiento del sistema nervioso y muscular
  • Fenoles, que son antioxidantes que ayudan a reducir los efectos del estrés oxidativo y que pueden prevenir o retrasar daños en células
  • Flavonoides, que son otro tipo de antioxidantes 
  • Carotenoides con propiedades como la de activar el sistema nervioso, proteger la piel de la luz ultravioleta, promover la comunicación intercelular, aumentar la agudeza mental, disminuir el riesgo de cáncer y de enfermedades cardiovasculares

Es importante destacar que, al tener un alto contenido de carbohidratos, debemos cuidar las porciones en que consumimos las papas y la forma en que las cocinamos, porque no es lo mismo comerlas crudas, hervidas, al vapor, al horno o fritas.

Por ejemplo, una papa cocida contiene más azúcares disponibles, o sea, que aumenta su carga glucémica. Este dato es muy importante considerarlo si estamos haciendo un plan de alimentación para una persona que vive con diabetes  para quien es importante acudir con un profesional de la salud, un nutriólogo, que pueda asistirla y apoyarla con información correcta sobre la preparación y elección de los alimentos que conformarán la dieta.
Así que, la próxima vez que vean papa en la sopa, imaginen que cuenta como si estuvieran comiendo arroz o tortilla o pan y consideren la cantidad de papa que contiene porque es un error común no contabilizarla en el grupo de los carbohidratos, por creer que es un vegetal.
Creando un mejor mañana, hoy con la nutrición.

Fuente bibliográfica:
Muñoz, M (2014, octubre). Composición y aporte nutrimental de la papa. Revista Agrícola, 1, pp. 36-37

Sustitución de Alimentos

LNG. Daniela Velasco

Consultora

Si te gustan las ensaladas, pero no puedes comerlas sin usar aderezos, te doy una variante para disminuir calorías en estos. Recordemos que los aderezos son considerados grasas y es importante resaltar que, al ser una grasa, su contenido calórico aumenta, más en el caso de los aderezos comerciales que generalmente son más calóricos y altos en sodio que uno casero.

Lo que puedes hacer es: utiliza como base yogurt griego sin azúcar, gracias a su consistencia espesa será excelente como sustituto de aderezo. Agrega al yogurt un chile chipotle abobado de lata o natural, puedes revolverlo a mano, licuarlo o mezclar en un procesador de alimentos. Si deseas, puedes agregar un poco de ajo, perejil o cilantro al momento de revolverlo para darle otro sabor.

Puedes preparar ½ taza de yogurt con los ingredientes anteriormente mencionados y utilizarlo por el resto de la semana, de 1 a 2 cucharadas será suficiente para aderezar tu ensalada.

 

Dejar un comentario