LN/ED Francis Evelin Rojas Torres

Centro de Atención Integral para el Paciente con Diabetes (CAIPaDi) 

Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición

“Salvador Zubirán”

 

La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrimentos que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé por los múltiples beneficios que esta trae a él y a la madre. 

La leche materna contiene todos los nutrimentos que el niño necesita durante este periodo y entre los beneficios de la lactancia materna encontramos la protección contra la diarrea y las enfermedades comunes de la infancia, como la neumonía. También puede tener beneficios a largo plazo para la salud de la madre y del niño, como la reducción del riesgo de sobrepeso y obesidad en la infancia, adolescencia e incluso en la adultez.

La alimentación de la madre durante la lactancia es fundamental para su salud y la del bebé. Sin duda, los requerimientos de energía y de algunos nutrimentos son distintos al de mujeres no lactantes. En este artículo abordaremos 5 recomendaciones para la alimentación de la madre durante la lactancia materna los primeros 6 meses para mantener su salud:

1.- Consumo adecuado de agua

La leche materna está compuesta principalmente por agua (87%), la producción de la leche depende de la demanda del bebé y va aumentando mes con mes hasta alcanzar, aproximadamente, 750ml a los 6 meses. Algunos estudios muestran que el consumo de agua de la madre no afecta el volumen de producción de leche, sin embargo, el no hidratarse de forma adecuada pone en riesgo de deshidratación a la madre.

2.- Consumir suficiente proteína

Durante la lactancia, las madres pueden llegar a necesitar 25g extras de proteína del requerimiento habitual, por lo cual es de suma importancia consumir alimentos que aporten la cantidad necesaria. Los principales alimentos que nos brindan proteínas son los de origen animal como pollo, carne de res, cerdo, pescados, huevo, quesos, y otros alimentos de origen vegetal como leguminosas, leche, yogurt, cereales, semillas y verduras. El contenido de proteína de estos últimos es menor que el de los alimentos de origen animal antes mencionados. Es importante elegir el consumo de carnes magras y en el caso de quesos u otros lácteos, bajos en grasas o descremados.

3.- Incluir alimentos ricos en DHA

En las mujeres lactantes aumenta el requerimiento de DHA. Este nutrimento es importante para ciertos marcadores del desarrollo del bebé, como la coordinación entre las manos y la vista, otras habilidades motoras y la capacidad de concentración. La ingesta dietética promedio recomendada en la madre es de al menos 200mg de DHA al día. Para lograr esta recomendación se sugiere una o dos porciones de pescado de mar por semana, incluido el pescado azul.

4.- Implementar una dieta variada

Tanto las vitaminas liposolubles (vitaminas A, D, K) como las solubles en agua (vitaminas C, B1, B6, B12 y ácido fólico), se secretan en la leche materna y sus niveles se reducen cuando hay una deficiencia materna de vitaminas en la dieta de la madre, por lo cual es de suma importancia implementar una gran variedad de alimentos para obtener estas vitaminas, ya que algunas las encontramos en vegetales, otras en frutas, cereales, leguminosas y en ciertos alimentos de origen animal. El agregar gran variedad de alimentos de cada grupo asegura el consumo de estas vitaminas, además de otros minerales importantes. 

Otra razón por la cual es importante la variedad en la dieta de la madre es que los alimentos que consume influyen en el sabor de la leche materna, y algunos estudios demuestran que esos sabores están relacionados con que los bebés acepten o no más alimentos durante la introducción de alimentos sólidos a su alimentación. 

5.- No restringir alimentos considerados alergénicos 

En ocasiones se pueden hacer restricciones innecesarias de alimentos por considerarlos alergénicos. Esto puede poner en riesgo el lograr el consumo suficiente de nutrimentos en la dieta de la madre. Por lo cual es importante que no se realicen restricciones al menos que esté confirmada la alergia en la madre o en el bebé. 

Estas 5 recomendaciones pueden ayudar a las mujeres a mejorar su alimentación durante la lactancia. Sin embargo, no hay que dejar de lado que cada persona tiene necesidades y requerimientos diferentes de acuerdo a sus características específicas, por lo cual es recomendable acudir con un especialista en nutrición para una asesoría individualizada que guíe de la mano la mejora de la alimentación de la madre para mantener su salud y la de su bebé.

 

Bibliografía:

Nutrient adequacy of exclusive breastfeeding for the term infant during the first six months of life / Nancy F. Butte, Mardia G. Lopez-Alarcon, Cutberto Garza, WHO 2002.

Biblioteca electrónica de documentación científica sobre medidas nutricionales (eLENA), (www.who.int/nutrition/topics/exclusive_breastfeeding/en/)

Nutrition Recommendations in Pregnancy and Lactation, Michelle A. Kominiarek, MD, MS, Associate Professor, Med Clin North Am. 2016 Nov; 100(6): 1199–1215.

Energy requirements during pregnancy and lactation, Nancy F Butte and Janet C King, Public Health Nutrition, Volume 8, Issue 7a October 2005, pp. 1010-1027

www.hydrationforhealth.com

The Effects of Early Nutritional Interventions on the Development of Atopic Disease in Infants and Children: The Role of Maternal Dietary Restriction, Breastfeeding, Hydrolyzed Formulas, and Timing of Introduction of Allergenic Complementary Foods, Frank R. Greer, Scott H. Sicherer, A. Wesley Burks.

Dietary fat intakes for pregnant and lactating women., Koletzko B1, Cetin I, Brenna JT; Perinatal Lipid Intake Working Group; Child Health Foundation; Diabetic Pregnancy Study Group; European Association of Perinatal Medicine; European Association of Perinatal Medicine; European Society for Clinical Nutrition and Metabolism; European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition, Committee on Nutrition; International Federation of Placenta Associations; International Society for the Study of Fatty Acids and Lipids. Br J Nutr. 2007 Nov;98(5):873-7. Epub 2007 Aug 10.

Food allergy in breastfeeding babies. Hidden allergens in human milk., Martín-Muñoz MF1, Pineda F2, García Parrado G2, Guillén D3, Rivero D3, Belver T3, Quirce S3, Eur Ann Allergy Clin Immunol. 2016 Jul;48(4):123-8.

Dejar un comentario