Las abejas nos dan miel, pero también son esenciales para que tengamos flores y frutos. ¿Es cierto que estos insectos están desapareciendo?

Las abejas son un importante eslabón en la biodiversidad y en el balance del ecosistema del planeta, porque polinizan las flores. La polinización es un paso esencial para que haya frutas y flores.

En los últimos años, hemos oído noticias que dicen que las abejas están desapareciendo y que esto pondría en peligro al planeta entero. ¿Qué dicen los científicos al respecto?

Cambios en las colonias de abejas

Recientemente, se ha detectado un aumento en las colonias de abejas a nivel mundial y, al mismo tiempo, un descenso en la cantidad de abejas en ciertas regiones. Encontrar las razones de por qué está sucediendo esto, es muy difícil.

Por un lado, nuestra creciente demanda de productos alimentarios para satisfacer las nuevas tendencias de dieta, ha provocado cambios importantes en el medio ambienteque afectan a estos insectos.

Por otro, hay un ácaro que es un parásito de las larvas de abeja, el varroa, que ha cobrado fuerza e impide que las larvas sobrevivan, disminuyendo el tamaño de las colonias. A estos factores, se suman la contaminación ambiental, algunos pesticidas y prácticas poco sustentables de la apicultura.

Tratando de entender

Para poder entender qué está pasando con las abejas, científicos de varias partes del mundo, están trabajando en modelos que tomen en cuenta una amplia multiplicidad de factores. Desde el diseño del modelo, hasta los resultados que vaya arrojando, son puestos a consideración ante la EFSA (Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos).

Como parte del desarrollo del nuevo modelo para comprender la dinámica actual de las abejas, se analizaron los modelos anteriores y se clasificaron en tres, dependiendo de lo que analizan:

  • Dinámica al interior de la colmena
  • Interacción de las abejas con los ácaros que las depredan
  • Proceso de pecoreo o forrajeo (producción de miel)

Abejas estresadas

El primer punto era detectar los factores de estrés para las abejas. Como variables adicionales se consideraron: la contaminación ambiental, los pesticidas y la recolección de miel.

Tener un modelo que permita evaluar los factores de estrés que afectan a las colmenas, será una herramienta útil para la apicultura, ya que le dará elementos para mejorar sus prácticas y para invertir de mejor manera los recursos destinados al mantenimiento de esta industria.

Respecto al uso de plaguicidas, se reportó que los resultados son ambiguos. Se creía que algunos de esos productos causan envejecimiento prematuro en las colonias, pero ahora se ha observado que estos resultados son inconsistentes porque dependen de las etapas de desarrollo de las abejas dentro de la colmena y el tiempo de exposición que tuvieron al plaguicida.

 

Resiliencia

La resiliencia es la capacidad que tiene un organismo vivo para adaptarse a cualquier tipo de cambio y a resistir o combatir el estrés.

Dentro de las observaciones de los científicos que están trabajando en este modelo explicativo, la más preocupante es que parece ser que las colmenas no tienen la suficiente resiliencia que les permitiría readaptarse a condiciones de estrés más grandes.

Es decir, la capacidad de adaptarse es menor a la cantidad de estrés y presión que hay sobre las abejas. Otro de los factores de estrés para las abejas es el cambio climático, ya que implica una modificación importante en el medio en el que sobreviven estos insectos.

Por ahora, este modelo está pensado para ser aplicado en Europa. Por ello, las condiciones climáticas que se consideran son las propias de las regiones europeas donde hay abejas.

El diseño de modelos para predecir los cambios que podrían afectar a los insectos, en este caso, las abejas, es un buen punto de partida para tener prácticas más sustentables. Por otro lado, esto podría ampliarse para tener modelos que nos permitan preservar animales en peligro de extinción.

Fuentes:

 

Dejar un comentario