LO-ED Neftalí Trinidad González

Consultor

Apoyar la lactancia materna para un planeta más sano.

OMS 2020

La Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra todos los años del 1 al 7 de agosto para fomentar la lactancia materna y mejorar la salud de los lactantes en todo el mundo, conmemora la Declaración de Innocenti, firmada en agosto de 1990 por los gobiernos de diversos países, la OMS, el UNICEF y otras organizaciones con el fin de proteger, promover y apoyar la lactancia materna.

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva desde una hora después del nacimiento hasta los 6 meses de edad. Luego se deben agregar alimentos complementarios nutritivos, mientras se continúa amamantando hasta los 2 años.

Los beneficios para la salud, tanto de la madre como del bebé, son múltiples: es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrimentos y anticuerpos que necesita, además, ayuda en la prevención de cáncer de mama y ovario, diabetes tipo 2 y enfermedades cardiacas en la madre. Pero, ¿sabías que la lactancia materna beneficia a la visión de los bebés?

Se han realizado múltiples investigaciones que indican que los niños que reciben lactancia natural, además de fortalecer el contacto físico entre la madre y el bebé, presentan una mejoría de la agudeza visual y visión estereoscópica (es decir, la visión en tercera dimensión) que aquellos alimentados con sustitutos de leche materna.

La leche materna contiene un compuesto esencial que la mayoría de las fórmulas lácteas no tienen, que es el ácido graso docosahexaenoico (DHA). El DHA es un componente importante de la retina. Además, muchos estudios han demostrado las ventajas de la lactancia materna frente la alimentación con fórmula en la función cognitiva y visual posterior, ya que facilita el movimiento de la rodopsina (una proteína que esté presente en la retina) en los fotorreceptores, permitiendo la transformación del estímulo visual en una señal eléctrica.

Por otro lado, muchos estudios hechos a fórmulas suplementadas con DHA han mostrado claras ventajas respecto de la agudeza visual a los 2 y 4 meses, en comparación con fórmulas no suplementadas.

Al ser un proceso nuevo para la madre, es recomendable que no pase sola el periodo de lactancia y que cuente con el acompañamiento de un profesional de la salud experto en este tema (medico/as pediatras o ginecobstetras, enfermero/as obstetras o asesore/as en lactancia materna), ya que el asesoramiento sobre lactancia materna puede ayudar a las madres a sentirse más seguras, sin dejar de respetar sus circunstancias y decisiones personales.

Fuentes:

Dejar un comentario