Dra. Lilia Castillo Martínez

Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubiran

El papel de la investigación, especialmente en Nutrición Clínica, como área de especialización del nutriólogo es esencial, ya que de ella se derivan los estudios sobre los efectos de intervenciones dietéticas en uno o más desenlaces relacionados con la salud. Además, la investigación en nutrición, establece causalidades entre la dieta o el consumo de nutrimentos y diversas enfermedades, principalmente crónico degenerativas, y en la determinación de los requerimientos de macro y micronutrimentos, y las concentraciones de suplementación para lograr efectos específicos. Con esto se obtiene la evidencia utilizada en la práctica clínica diaria para brindar una atención de calidad.

La investigación en nutrición se lleva a cabo para proporcionar evidencia necesaria para las guías dietéticas y políticas de salud pública, las cuales pueden trasladarse rápidamente a mensajes dirigidos a la población.

Las modificaciones dietéticas experimentales pueden incluir diversos componentes de la dieta, comúnmente implican cambios en todo el patrón dietario y, consecuentemente, en múltiples opciones de consumo de macro y micronutrimentos, como la dieta Dietary Approaches for Stopping Hypertension (DASH), la cual ha mostrado reducción en la presión arterial en sujetos adultos.

Alternativamente, las modificaciones dietéticas pueden enfocarse a la adición o substracción de un solo nutrimento de la dieta. Un buen ejemplo es el ensayo clínico donde se demostró que la suplementación con ácido fólico previo al embarazo reduce la incidencia de defectos del tubo neural en los niños, lo que dio pie a la fortificación con ácido fólico alrededor del mundo.

Así, los nutriólogos pueden formar parte de equipos de investigación en nutrición y en otras áreas de la salud para seguir contribuyendo en el conocimiento de estas y otras áreas, para generar resultados incluidos en las guías basadas en evidencia.

Los nutriólogos especializados en investigación pueden incorporarse en universidades, instituciones de salud o en la industria. Usualmente, son incluidos en investigación y educación de estudiantes de nutrición y otros profesionales del área.

Los nutriólogos investigadores o académicos deben tener conocimiento en metodología de la investigación, análisis estadístico y su interpretación, escritura de artículos científicos con el objetivo de desarrollar una investigación. Además de tener competencia en docencia y supervisión de estudiantes de posgrado.

Dentro de sus competencias laborales el nutriólogo que se dedique a la investigación están: 1) trabajar de forma efectiva en equipo y en colaboración con otros profesionales; 2) tener habilidades de comunicación para presentaciones orales en conferencias y clases; 3) redactar artículos científicos y proyectos para financiamiento; 4) capacidad para el manejo del tiempo y en el desarrollo de proyectos.

Actualmente, cada vez es más frecuente que los nutriólogos, formen parte de las maestrías y doctorados en Ciencias de la Salud con énfasis en Epidemiología Clínica. Por lo que el nutriólogo puede participar no sólo en la ejecución de proyectos de investigación, sino en el diseño y evaluación de los mismos, en distintas áreas, temas y ámbitos, como se muestra a continuación.

 

Bibliografía:

Weaver CM, Miller JW. Challenges in conducting clinical nutrition research. Nutrition Reviews 2017;75(7):491-499.

Appel LJ, Moore TJ, Obarzanek E, et al. A clinical trial of the effects of dietary patterns on blood pressure. DASH Collaborative Research Group. N Engl J Med 1997;336:1117-1124.

MRC Vitamin Study Research Group. Prevention of neural tube defects: results of the Medical Research Council Vitamin Study. Lancet 1991;338:131–137.

Dejar un comentario