LN Beatriz Portilla Camacho 

Federación Mexicana de Diabetes

 

Quizá hoy más que nunca, con el aumento de enfermedades crónicas como obesidad y diabetes, te has puesto a reflexionar sobre lo que comen tú y tu familia, y seguramente no te sorprenderá que muchas empresas han aprovechado el creciente interés de las personas por su salud y alimentación para ofrecer productos saludables, con menos calorías, amigables con el ambiente y, por supuesto, también más caros. Los productos orgánicos no son la excepción, pero, ¿sabes en realidad qué es un alimento orgánico? ¿Cómo reconocerlo? ¿O si es en verdad más saludable?

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor, los alimentos orgánicos son aquellos productos que se cultivan, crían y procesan utilizando métodos naturales. De manera general, deben cumplir ciertas reglas básicas: 

  • No deben contener o usar pesticidas ni fertilizantes en su cultivo 
  • No deben sufrir modificaciones genéticas 
  • Durante su crianza o cultivo no deben usarse antibióticos u hormonas que promuevan el crecimiento del producto o animal
  • No deben usarse saborizantes, colorantes ni conservadores
  • Para el riego no se usarán aguas negras y tampoco deben exponerse a la radiación

En México, como en el resto del mundo, el consumo de productos orgánicos fue impulsado como una moda, gracias a que se promovieron como alimentos con mejor calidad nutrimental y amigables con el medio ambiente. Sin embargo, hoy representan una oportunidad para los pequeños productores y emprendedores, y una alternativa para quienes quieren conocer el origen de lo que comen.

Desde 2014, México a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), otorga un distintivo de certificación para estos productos y su función es garantizar que cumplen con la regulación establecida en la Ley de Productos Orgánicos. 

De acuerdo con datos de la SAGARPA, México es el cuarto productor de alimentos orgánicos en el mundo y, aproximadamente, se destinan un millón de hectáreas para la siembra de productos agrícolas en las que se cultivan más de 45 alimentos orgánicos, principalmente café y maíz.

¿Cuáles son los beneficios reales de estos alimentos?, ¿son mejores que los convencionales? 

A pesar de que existe la creencia popular de que los alimentos orgánicos tienen un aporte nutrimental superior a aquellos producidos de forma convencional, diversas revisiones de estudios científicos han revelado que no existen diferencias importantes en el contenido de nutrimentos entre ambos. 

En medios de comunicación masiva se difunde información que menciona que los productos orgánicos aportan una mayor cantidad de nutrimentos, sin embargo, los estudios sólo sugieren diferencias mínimas en el contenido de vitaminas y minerales. A pesar de ello, es importante no dejar de lado el hecho de que la composición de los alimentos es variable y dependiente de la época de producción, la variedad de pesticidas y fertilizantes usados, la edad y crianza de los animales, entre otros factores. 

Un aspecto que también se ha estudiado son los efectos de los productos químicos que se emplean en la producción de los alimentos convencionales y sus repercusiones en la salud, sobre todo respecto a la exposición a pesticidas. Cabe mencionar que, en relación con la alimentación, no existe evidencia que asocie la exposición a pesticidas procedentes de alimentos cultivados y producidos de manera convencional y resultados adversos en el desarrollo en niños. 

Algunos consumidores refieren que el sabor es el factor determinante para elegir un producto orgánico; estudios sugieren que sí son más sabrosos y esto puede resultar cierto, considerando que muchas veces provienen de huertas cercanas en donde las frutas se pueden dejar en la planta hasta que maduran, que es cuando tienen mayor contenido de azúcar. Éste, por ejemplo, es un aspecto que es casi imposible preservar en un alimento producido de forma convencional y que abastece a grandes ciudades para lo cual debe ser trasladado antes de alcanzar la madurez del producto.

Hacen falta muchos estudios para determinar los beneficios a la salud de los productos orgánicos así que, por lo general, los consumidores eligen estos alimentos por distintas razones, entre ellas:

  • La creencia de que son más saludables, aunque como ves, en los estudios realizados hasta ahora no hay evidencia de que esto sea cierto
  • El contenido en residuos de pesticidas es menor en los productos orgánicos
  • El impacto sobre el medio ambiente es inferior al de los métodos convencionales
  • Son alimentos que tienen un precio hasta 40% superior comparado con uno del mismo tipo obtenido de forma convencional

Debido al costo de estos alimentos, es difícil que todos los sectores de la población tengan acceso a ellos, por lo que la recomendación es que, independientemente del origen, mantengas una alimentación variada y rica en frutas y verduras. 

 

Referencias: 

  • Procuraduría Federal del Consumidor. (2018). Alimentos orgánicos. 09 octubre 2019, de Procuraduría Federal del Consumidor Sitio web: https://www.gob.mx/profeco/documentos/alimentos-organicos?state=published
  • Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y Servicio Nacional de Sanidad, inocuidad y Calidad agroalimentaria. (2014). Distintivo Nacional para Productos Orgánicso. 09 octubre 2019, de SAGARPA y SENASICA Sitio web: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/183442/12.DistintivoNacional17Feb2015.pdf 
  • Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. (2010). REGLAMENTO de la Ley de Productos Orgánicos 09 octubre 2019. 09 octubre 2019, de SAGARPA Sitio web: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/419688/2._Reglamento_de_la_Ley_de_Productos_Organicos.pdf
  • Alan D Dangour, Sakhi K Dodhia, Arabella Hayter, Elizabeth Allen, Karen Lock, y Ricardo Uauy. (2009). Nutritional quality of organic foods: a systematic review. American Society for Nutrition, 90, 280-285.
  • Axel Mie, Helle Raun Andersen, Stefan Gunnarsson, Johannes Kahl, Emmanuelle Kesse-Guyot, Ewa Rembiałkowska, Gianluca Quaglio and Philippe Grandjean. (2017). Human health implications of organic food and organic agriculture: a comprehensive review. Environmental Health, 16, 111.
  • M.J. Galiano Segobia, J.M. Moreno Villares. Los alimentos orgánicos en la nutrición infantil. Acta Pedriatr Esp, 74(9), 225-230.
  • Consejo para la seguridad de los alimentos y la nutrrición. Alimentos orgánicos: mitos y verdades. 09 octubre 2019, de CISAN Sitio web: http://www.cisan.org.ar

Dejar un comentario