Por lo general, pensamos que la vitamina C es la mejor contra los resfriados, pero la vitamina D no se queda atrás. Conoce cómo puede ayudarte contra estas enfermedades.

Después de una serie de estudios, un grupo de investigadores de la Universidad Queen Mary en Inglaterra, encontraron que la vitamina D reduce el riesgo de la aparición de infecciones en vías respiratorias.

Según los expertos, estos descubrimientos sostienen la posibilidad de hacer intervenciones en los sistemas de salud pública que se basen en la suplementación de vitamina D.

Vitamina D bajo supervisión médica

Sin embargo, los investigadores indicaron que, a pesar de los efectos observados de la vitamina, no están seguros de recomendar la suplementación de la misma a la población. Esto se debe a que no se conocen los efectos que podría tener una dosificación equivocada.

El único caso en el que se recomienda el consumo de vitamina D es para personas que padecen osteomalacia, que es debilidad en músculos y huesos a causa de la deficiencia de esta vitamina.

En todos los otros casos, el consumo de vitamina D en suplementos, debe ser supervisada por un profesional de la salud. Esta recomendación es aún más marcada si se quiere usar la vitamina como prevención de enfermedades respiratorias agudas.

De cualquier forma, se necesitan hacer más estudios para determinar los efectos de la vitamina D como preventiva de enfermedades respiratorias, ya que, hasta ahora, se ha observado una asociación entre la vitamina y la reducción del riesgo del padecimiento, pero no una causa-efecto.

Los suplementos, incluso las vitaminas, deben ser consumidos bajo la asesoría de un profesional de la salud para asegurarnos que obtendremos los efectos deseados. Es importante recordar que cualquier suplemento o complemento que consumimos tiene un efecto sobre nuestro organismo; la clave está en tener la dosis adecuada.

Fuentes:

Dejar un comentario