La soya es un alimento funcional con muchas propiedades nutricias. Pero, ¿sabías que se está investigando sus efectos contra el cáncer de próstata?

La soya es famosa entre los vegetarianos como sustituto de carne, porque la cantidad y calidad de proteína que contiene es muy buena. Además de la proteína, la soya contiene unos compuestos químicos denominados isoflavonas que son utilizadas como apoyo para reducir los síntomas de la menopausia.

Actualmente, esas isoflavonas están siendo estudiadas para ver si pueden ayudar a prevenir el cáncer de próstatao si pueden traer algún beneficio a hombres que ya lo padecen.

Revisiones rigurosas

Un meta análisis y revisión sistemática, publicados por el BJUI (British Journal of Urology International), investigó un gran número de estudios hechos sobre el efecto del consumo de isoflavonas de soya en pacientes con cáncer de próstata, tanto como tratamiento y prevención.

De todos los estudios disponibles, solo 8 cumplieron el criterio para entrar en la revisión; de esos, 6 eran sobre hombres diagnosticados con el cáncer y 2 con un riesgo alto de padecerlo.

Los resultados mostraron que las isoflavonas de soya pueden tener un impacto significativo en la reducción del riesgo de padecer cáncer de próstata. Pero no hubo evidencia suficiente que mostrara algún beneficio para los hombres que ya han sido diagnosticados.

¿Qué hacen las isoflavonas?

En una investigación in vitro, se observó que los suplementos de isoflavonas de soya pueden ser una forma de reducir el riesgo de tener cáncer de próstata, porque estos compuestos químicos inhiben el crecimiento de las células cancerígenas.

Para comprobar estos resultados, se les dio un suplemento de 100mg de isoflavonas de soya diario a 41 pacientes, divididos en 4 grupos, mínimo por 3 meses y máximo por 6. Después del consumo del suplemento, hubo una reducción en los niveles del antígeno prostático específico, que es un indicador de cáncer.

Para poder saber si las isoflavonas pueden complementar los tratamientos contra el cáncer de próstata, es necesario hacer estudios para entender el impacto que pueden tener sobre los niveles de testosterona y de otras hormonas involucradas en la salud de la próstata (como la globulina fijadora de hormonas sexuales, SHBG).

Los estudios que hay hasta ahora, tienen variaciones en las dosis y en la duración de las pruebas, además de que las muestras son pequeñas. Todo esto impide que haya conclusiones definitivas sobre los beneficios de las isoflavonas de soya contra el cáncer de próstata.

La suplementación de isoflavonas de soya puede ser un aliado en la prevención del cáncer de próstata, sin embargo, es importante insistir en que aún hacen falta estudios más amplios con condiciones mucho más controladas, por ejemplo, las dosis y duración del consumo de estas.

A pesar de que las pruebas no son concluyentes respecto de los efectos de la soya sobre el cáncer de próstata, este alimento ha probado ser una buena fuente de proteínas, así que podría consumirse para mejorar la calidad de la dieta.

Fuentes:

Dejar un comentario