Los factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama son diversos. ¿Podría ser la contaminación ambiental uno de ellos?

El cáncer de mama no tiene una causa única, sino que hay muchos factores relacionados con su aparición. Es una enfermedad más común en mujeres que en hombres, aunque también hay casos de cáncer de mama en ellos.

Entre los factores de riesgo están: tener antecedentes familiares de la enfermedad, predisposición genética, la exposición a radiación en la zona mamaria, ser mayor de 50 años, tener poca o nula actividad física, sobrepeso después de la menopausia y el consumo de alcohol.

Los factores relacionados con el cáncer de mama que tienen que ver con los procesos hormonales, los cuales aplican más en mujeres que en hombres, son: haber empezado a menstruar antes de los 12 años, empezar la menopausia pasados los 55 años, tratamientos hormonales anticonceptivos, no haber tenido un embarazo llegado a término.

Los factores no son causas

Es importante señalar que tener uno o más de estos factores no significa necesariamente que la enfermedad va a darse. Hay personas que presentan varios factores y nunca llegan a desarrollar cáncer. Lo recomendable, en caso de que haya una combinación importante de estos factores, es que se consulte a un médico para una valoración profesional.

Dentro de los estudios más recientes sobre los riesgos asociados con el cáncer de mama se está analizando la contaminación ambiental, en específico, el smog.

¿Por qué? Un factor relacionado con el cáncer de mama es tener el tejido mamario más denso de lo normal. Mujeres que viven en zonas de alta contaminación aérea tienen, en promedio, el tejido mamario más denso.

Las mujeres expuestas a niveles altos de smog de manera continua, tienen un 20% más de probabilidad de tener el tejido mamario más denso. Parece ser que las partículas contaminantes presentes en el smog, alteran la función endócrina y la producción de estrógenos, lo cual provoca un crecimiento mayor en las células del tejido de las mamas.

Con el aumento de la densidad del tejido mamario, hay de 4 a 5 veces más probabilidades de que se desarrolle cáncer de mama. El estudio, a pesar de ser el más amplio hasta ahora, no da datos concluyentes.

Asociación no es causa

Es decir, hay una asociación entre tasas más altas de cáncer de mama, tejido mamario denso y contaminación ambiental, pero no hay una relación causa-efecto. La directora de la investigación, la Dra. Lusine Yaghjan dice que: “Es el primer paso y necesitamos más estudios, sobre todo para entender si hay un vínculo causal o simplemente una asociación. Este estudio no muestra ningún vínculo causal […para ello] necesitamos mucho más que un solo estudio”.

La investigación revisó los expedientes de mamografías de 280,000 mujeres, mayores de 40 años. Se observó una asociación entre la densidad de las mamas (más tejido conjuntivo y menos tejido adiposo) y la calidad del aire en donde vivían las mujeres. Entre más exposición a contaminación del aire había, más denso era el tejido de las mamas.

Aún falta poder explicar cómo altera la contaminación ambiental al tejido mamario y qué tan relacionado está con el cáncer. Es necesario responder estas preguntas antes de poder hacer recomendaciones de salud.

Sin embargo, a partir de una evaluación de salud con un profesional, se puede saber qué tan denso es el tejido mamario y si hay otros factores de riesgo asociados con el cáncer de mama. En estos casos, se puede comenzar con algunos pasos que podrían ser preventivos, como el aumento en la actividad física o la reducción del consumo de alcohol y del tabaquismo, cuando sea pertinente.

Fuentes:

 

Dejar un comentario