El término “saludable” está por todos lados. En los puestos de jugos, en los empaques de lechuga, en suplementos de vitaminas, en el gimnasio. ¿Por qué de tantas cosas se puede decir que son saludables?

¿Qué es lo que hace que algo sea saludable? La respuesta puede ser muy obvia al principio: cualquier cosa que traiga un beneficio para la salud. Pero, cuando ponemos ejemplos, el azúcar puede ser saludable para alguien que tiene hipoglucemia y perjudicial para alguien con diabetes.

Hay reglas

En el caso de los alimentos y suplementos alimenticios, es necesario que se cumplan una serie de normas que autoricen que el empaque diga que ese producto es saludable. Cuando un producto no cumple esos criterios, el fabricante puede ser multado e incluso el producto puede ser retirado del mercado.

Decir que algo es saludable implica una responsabilidad muy grande y no debe de ponerse sólo por marketing. Algunas de las características que debe tener un producto para poder llamarse, legalmente, saludable son:

  • Que tengan grasas mono o poliinsaturadas, en vez de saturadas
  • Que tengan un 10% del consumo diario recomendado de potasio o de vitamina D

En el caso de las vitaminas y otros complementos, la palabra “saludable” debe estar respaldada por estudios científicos que cuenten con análisis clínicos en muestras amplias (o sea, una cantidad grande de participantes).

Uno de los organismos que, a nivel internacional, se encarga de revisar si un producto merece ser calificado como saludable, es la FDA (Federal Drug Administration de EE.UU.). Esta institución hace guías con recomendaciones y reglamentos que deben seguir los fabricantes para que su producto pueda ser etiquetado como saludable. Incluso, hace listas de los productos que sí pueden llevar ese etiquetado.

Que algo sea saludable depende del contexto en el que esté. En el caso de los alimentos, lo saludable tiene que ver con la totalidad de la dieta: lo que desayunas, comes, cenas y las entre-comidas de cada día, y los horarios en que comes.

En el caso del estilo de vida, a la comida se le suma la actividad física, el descanso, el estrés, etc. Que algo sea o no saludable puede depender de varios factores y no siempre es tan fácil determinarlo.

 

Fuentes:

https://www.fda.gov/Food/GuidanceRegulation/GuidanceDocumentsRegulatoryInformation/ucm521690.htm

http://www.foodinsight.org/what-is-the-definition-of-healthy-food

 

Dejar un comentario