¿Por qué el exceso de azúcar es malo para el cuerpo?

  • En realidad, demasiado de algo es malo para el cuerpo, incluso tomar cantidades excesivas de agua puede ser mortal. Sin embargo, cuando se trata del azúcar, el problema está en las calorías.
  • Es importante controlar la cantidad de calorías que consumimos, ya sea que provengan de proteínas, grasas o hidratos de carbono como el azúcar.
  • También tenemos que estar conscientes de la cantidad de calorías que necesitamos a diario. Este número varía de persona a persona, no todo el mundo necesita la misma cantidad.
  • Por ejemplo, las personas muy activas queman más calorías que las personas sedentarias y por lo tanto tienen que hacer espacio en su dieta para calorías adicionales. El nivel de actividad desempeña un papel importante en la cantidad de calorías que se necesitan para mantener o perder peso.
  • Para las guías alimentarias, generalmente recomendamos centrarse en el control del balance energético en lugar de remarcar alimentos o edulcorantes específicos, sea para recomendarlos o para prohibirlos.

¿Las reacciones en el cuerpo son diferentes si se consume azúcar de mesa, fructosa u otros azúcares?

  • Hay muchos tipos diferentes de azúcares, el más familiar es la “sacarosa” o azúcar de mesa.
  • Todos los azúcares suministran la misma cantidad de calorías por gramo que las proteínas y otros hidratos de carbono: aproximadamente 4 calorías por gramo.
  • Los azúcares se encuentran naturalmente en una amplia variedad de frutas, verduras, leche y otros productos lácteos. También se añaden a los alimentos para realizar muchas funciones técnicas esenciales, por ejemplo, como alimento de la levadura para que el pan logre un volumen y suavidad en la miga.
  • El cuerpo no distingue entre las diferentes fuentes de azúcar. Ya sea que se añadan a los alimentos o se produzcan de forma natural (por ejemplo en las frutas), los azúcares son metabolizados de la misma manera.
  • Lo mismo puede decirse acerca de la forma en que el cuerpo procesa diferentes tipos de azúcares. Muchos consumidores todavía se preguntan si el azúcar de mesa y el jarabe de maíz de alta fructosa son manejados por el cuerpo de la misma manera. Y la respuesta es sí, el azúcar de mesa y el jarabe de maíz de alta fructosa son procesados por el cuerpo de la misma manera.

Según la ciencia, ¿qué es lo que los consumidores necesitamos saber acerca de los azúcares?

Puntos clave – Calidad de la dieta

  • Los bajos niveles en la ingesta de azúcares no garantizan que una persona cumpla con las directrices dietéticas adecuadas. Del mismo modo, una dieta alta en azúcares no significa una dieta pobre.
  • De hecho, es interesante tener en cuenta que pocas personas realmente cumplen con las recomendaciones de las Guías de Alimentación, independientemente de la ingesta de azúcares, lo cual puede llegar a ser el mayor problema.
  • El objetivo de las Guías de Alimentación es ayudar a comer bien y vivir bien, hacer las dos cosas con equilibrio. Cuando se pone demasiado énfasis en un alimento, nutrimento o ingrediente, la importancia de comer una dieta equilibrada se pasa por alto.

ENLACE CON LA OBESIDAD

  • Debido a que los azúcares están incluidos en muchos alimentos populares, puede ser lógico sospechar que tienen un papel único en la obesidad. Sin embargo, este no es el caso. La evidencia científica disponible hasta la fecha no muestra la conexión directa entre el consumo total de azúcar y la obesidad.
  • La causa principal de la obesidad es una cuestión muy compleja que sigue sin respuesta, que implica muchos factores sociales, genéticos y ambientales, y que probablemente sea muy diferente para cada individuo. Los investigadores y los profesionales de la nutrición coinciden en que un alimento, nutrimento o ingrediente NO causa la obesidad.

MÁXIMO NIVEL DE INGESTA

  • No hay suficiente evidencia científica para recomendar un nivel máximo oficial de la ingesta de azúcar, sin embargo todos coinciden en que la reducción del consumo de calorías es esencial para luchar contra la creciente tendencia a la obesidad.

DIABETES

  • Comer azúcar no causa diabetes, pero la obesidad puede aumentar el riesgo de la enfermedad.
  • De hecho, las dietas recomendadas para las personas con diabetes no son muy diferentes de las dietas recomendadas para las personas sanas.
  • Una cantidad moderada de azúcares se pueden incorporar de forma segura en dietas para personas con y sin diabetes.

SACIEDAD DE LÍQUIDOS

  • La hipótesis de que los líquidos llenen menos que los sólidos sigue sin comprobarse y sigue siendo estudiada.
  • La Guía de Alimentación de los Estados Unidos, aconseja poner atención al contenido calórico de los alimentos o bebidas, independientemente de si se trata de un líquido o un sólido. Las calorías son el problema en ambos casos.

HIPERACTIVIDAD EN LOS NIÑOS

  • Los consumidores (y muchos padres) creen que el azúcar causa hiperactividad en los niños. Sin embargo, esto ha sido estudiado y es generalmente aceptado en la comunidad médica y científica, que el azúcar NO es responsable de causar hiperactividad.

BREVES / DATOS ADICIONALES

  • La Guía de Alimentación de los Estados Unidos sigue recomendando que el 45-65% de las calorías diarias vengan de carbohidratos.
  • Es necesario un mínimo de 130g de carbohidratos/día para la función apropiada del cerebro. En la realidad, el cerebro necesita glucosa.
  • El azúcar no es un factor de riesgo independiente para las enfermedades cardiovasculares.
  • Los grupos profesionales expertos en nutrición y la comunidad científica en general están de acuerdo en que los consumidores puedan seguir disfrutando de los alimentos azucarados y bebidas cuando se consuman como parte de una dieta equilibrada, con un estilo de vida físicamente activo, en el contexto de las necesidades calóricas adecuadas a cada caso.

Fuente: IFIC Foundation

Dejar un comentario