Los probióticos están ganando credibilidad en el terreno de la salud. Ya sabemos que son buenos para la salud intestinal y para el sistema inmune. ¿Pueden hacer algo contra la diabetes?

Los probióticos tienen ya una buena fama de ayudar al sistema inmune y al intestino a funcionar mejor. Como todos nuestros sistemas se conectan, porque somos un organismo completo que actúa como un sistema, esto trae mejoras en la salud en general.

Incluso se han hecho análisis sobre cómo los probióticos pueden ayudar con el estado de ánimo o con problemas como el autismo.

Probióticos y diabetes

Ahora, se está estudiando si estos microorganismos pueden ayudar a controlar la diabetes. ¿Cómo? Viendo los efectos que tienen sobre la hiperglucemia, la resistencia a la insulina y los procesos inflamatorios.

El estudio consistió en la revisión de 33 artículos clínicos cuidadosamente seleccionados (5 eran estudios en humanos y 27 en animales). De estos, solo dos no presentaron cambios significativos. El resto, mostró cambios importantes en los parámetros sanguíneos relacionados con la diabetes. Estos cambios corresponden a la administración de diferentes cepas de Lactobacillus.

Aunque estos resultados son prometedores, es necesario hacer más pruebas, porque los estudios en humanos y animales tienen muchas variables que dificultan sacar conclusiones definitivas.

Siguiendo la pista

Sin embargo, seguirle la pista a la relación entre los probióticos y la diabetes puede resultar muy favorable, porque se ha visto que las personas que padecen esta enfermedad tienen una microbiota intestinal diferente.

Tener una microbiota intestinal más sana, no cura la diabetes, pero sí ayuda a modular algunas de las condiciones derivadas de esta enfermedad, como los procesos inflamatorios, la resistencia a la insulina o los picos de glucosa. Esto es un apoyo a los tratamientos que ya se tienen contra este padecimiento.

Fuentes:

Dejar un comentario