Dra. Ana Isabel Jolly Vallejo

Universidad Anáhuac

Uno de los principales atractivos para el consumidor, es tener más comida por menos dinero. Esta oferta ha generado una serie de problemas de salud, por ello, desde el inicio del siglo XXI se ha investigado la modificación en el tamaño de la ración de los alimentos que se ofrecen en restaurantes de comida rápida, así como en centros de entretenimiento.

De igual manera se ha perdido la realidad del peso saludable o la dieta correcta (Anchor, 2007). Esto puede verse cuando los padres ofrecen a los niños raciones para adulto, y los presionan a consumir todo lo que se ha servido en el plato. Se debe respetar el autocontrol y la autorregulación que poseen los niños desde el nacimiento, y que se van eliminando por presiones familiares y sociales.

Algunos productos han aumentado la ración en que se presentan. Por ejemplo:

  • Se puede mencionar que hace 20 años el tamaño de la ración del refresco era de 240ml. Hoy en día, el más pequeño es de 355ml, lo que corresponde a las bebidas enlatadas.
  • La porción de carne hace 25 años era de 75g en las raciones que se ofrecían a los adultos. En la actualidad, llegan a ser de hasta 250g, lo que ocasiona un aumento en la ingestión de energía que, si se establece como un hábito y no hay un gasto de esa energía, puede derivar en obesidad.
  • Las palomitas de maíz que se consumen en los cines, hace 20 años la ración era de 3 tazas y no se incluían aderezos extra. Hoy, la ración es siete veces mayor y se ofrece agregar mantequilla o volver a llenar el envase.
  • Los restaurantes que ofrecen platos principales a base de pastas, también han aumentado el tamaño de las raciones. Hace 20 años la porción correspondía a dos raciones de cereales, esto es una taza. Actualmente, los platillos llegan a aportar hasta cuatro tazas, lo que representa el cuádruple en el aporte de energía.

Para poder entender el tamaño de las raciones, muchas empresas han publicado en los diferentes medios y redes sociales, imágenes del tamaño correcto de las porciones, lo cual se puede resumir así:

  • Verduras: el tamaño de dos puños de la mano
  • Frutas: un puño
  • Cereales: una pieza como tortilla, medio bolillo, medio bollo, media taza de arroz o sopa de pasta seca, 4 galletas saladas o dulces
  • Leguminosas: tres cucharadas soperas
  • Carne: tamaño equivalente a la palma de la mano sin los dedos
  • Leche: 1 vaso pequeño
  • Quesos: una rebanada del tamaño del dedo índice
  • Aceites o grasas: una cucharadita, es necesaria para la preparación de los alimentos

Es indispensable conocer la cantidad de alimento que cada uno de los seres humanos necesita, de acuerdo con características como la edad, peso, estatura, actividad física y enfermedades que se padecen. Se debe evitar consumir las dietas recomendadas a través de los medios de comunicación masiva o entre los conocidos. Y elegir consultar a un profesional para que ayude a determinar la cantidad de comida que se necesita en particular.

Referencias:

Anchor, M S., Benítez C, N. A., Brac, E. S., Barslund, S. A. (2007) Obesidad Infantil. Argentina: Revista de Posgrado de la Vía Cátedra de Medicina, No. 168.

Bourges, H., Casanueva, E., Rosado, J. L. (2009) “Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. Bases Fisiológicas” tomo 2. México: Instituto Danone – Editorial Médica Panamericana.

Drummond, K. E. Brefere, L. M: (2004) Nutrition for Fodservice and Culinary Professionals, Philadelphia, USA. John Wiley & sons. 6th edition. Pp 258 – 448.

Jolly V., A. (2015). Familia y obesidad en preescolar: un estudio multifactorial en los cendi de la delegación Tlalpan, México, Distrito Federal Tesis doctoral. México: Instituto de Enlaces Educativos.

Sánchez P., A. (2008). Al comer, la porción sí importa. Revista del Consumidor. México; Profeco.

www.guardtourhealth.org

http://www.menorcadiario.es/la-forma-mas-facil-de-calcular-la-cantidad-de-lo-que-comes

Dejar un comentario