La pimienta negra es la especia más consumida en el mundo. Además de su sabor, la pimienta tiene propiedades contra el estreñimiento y la diarrea.

Tradicionalmente, el fruto de la pimienta negra se ha utilizado para curar algunos problemas gastrointestinales. Algunas investigaciones científicas se dieron a la tarea de averiguar si es verdad que la pimienta ayuda y porqué lo hace.

El compuesto esencial de la pimienta negra es la piperina; en modelos in vivo en roedores (cobayas y conejos) se observó que este alcaloide, tiene efectos laxantes a bajas concentraciones.

Diarrea y estreñimiento

A dosis más altas, la piperina funciona como un antidiarreico porque disminuye el movimiento espasmódico del intestino. Estos efectos, son similares a los que tiene la loperamida.

Es importante señalar que los estudios que usan animales para demostrar sus resultados, tienen un nivel de evidencia bajo. Esto quiere decir que las conclusiones no son 100% confiables y que es necesario hacer otro tipo de análisis complementarios.

La piperina pica

La piperina es lo que hace que la pimienta pique; dependiendo del tipo de pimienta, será el contenido de piperina que tenga y, por lo tanto, será más o menos picante.

En caso de que se verifiquen las propiedades terapéuticas de la piperina, se podrían diseñar medicamentos que la tuvieran de base. El principal reto que tendría la industria farmacéutica es lograr un producto aceptable para el público porque la piperina no es soluble en agua.

Una de las posibilidades es la microencapsulación de la piperina, para lo cual es necesario mejorar los sistemas de extracción. Por otro lado, se está investigando qué otras propiedades tiene la pimienta, ya que hay indicios de que mejora la biodisponiblidad de algunos nutrimentos.

Este tipo de investigaciones se suman a los esfuerzos por tener productos sustentables, con beneficios importantes para la salud humana y con una base más natural.

Fuentes:

Dejar un comentario