El aguacate es un fruto que se produce mayoritariamente en México. Estudios recientes muestran que algunos elementos presentes en esta fruta pueden tener efectos muy positivos en la salud cardiovascular y brindar protección contra la trombosis.

Investigadores del Hospital Zambrano Hellion y del Centro de Biotecnología FEMSA del Tecnológico de Monterrey descubrieron un grupo de moléculas cardioprotectoras en el aguacate, que disminuye la formación de trombos cardiovasculares. Esto constituye un avance importante en la investigación sobre los beneficios de dicho fruto.

Los doctores Gerardo García Rivas y Carmen Hernández Brenes lideran el grupo de investigación que ha estudiado diversas moléculas presentes en el aguacate, específicamente de naturaleza grasa, que tienen funcionalidades en la coagulación sanguínea. “La idea surgió con el objetivo de ver diferentes aspectos moleculares en el aguacate que pudieran tener una funcionalidad biológica”, mencionó Hernández Brenes.

De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), dependencia de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), México es el primer productor de aguacate en el mundo con más de 30% de la cosecha mundial.

Esta fue una de las razones para realizar los estudios, comenta García Rivas, ya que al ser México uno de los principales productores hay más posibilidad de estudiar nuevas bioactividades, además de que la comunidad ya reconoce que algunas grasas que tiene el aguacate son saludables. El que estas grasas puedan tener un impacto en la salud en otras regiones del mundo, si se llega a encontrar una asociación con algún beneficio a la salud, fue otra razón para elegir este fruto.

A pesar de que en un inicio el equipo de investigación comenzó estudiando los aspectos nutrimentales básicos del aguacate, después buscaron llegar a otro nivel y generar un nuevo conocimiento.

Esta investigación ha tenido un proceso complejo de varios años: aproximadamente llevan 13 años trabajando con los compuestos químicos del aguacate. Para los investigadores del Tecnológico de Monterrey este proyecto representó un área de oportunidad, ya que en el tema cardiovascular, la trombosis es un problema serio y el área de cardiología tiene interés en encontrar moléculas que sean potenciales cardioprotectores.

En cuanto a la propiedad anticoagulante, demostraron que algunos componentes del aguacate, particularmente las grasas de forma aislada, fueron capaces de disminuir la formación de trombosque implican el riesgo cardiovascular en los pacientes. “Demostramos esta actividad y resultó bastante similar a cómo lo hace el ácido acetilsalicílico, medicamento recetado a personas con problemas cardiovasculares”, expone el doctor García Rivas.

Sin embargo, durante la investigación se enfrentaron con diversas dificultades. Una de ellas fue determinar la identidad química de las nuevas moléculas. “Para poder determinar la estructura y contenido de la molécula, y definirla químicamente hicimos experimentos in vitro en plaquetas humanas y en coagulación de animales”, comentó el doctor.

Gracias a que se cuenta con un equipo multidisciplinario, donde cada profesionista aporta conocimiento sobre su área, se tienen planeados más retos a futuro. “Esperamos poder contestar más preguntas, que la investigación llegue a tener impacto en la salud y poder entender más lo que está sucediendo, pero para todo eso se necesitan más experimentos”, reconoce la doctora Hernández Brenes.

En el futuro, la investigación espera demostrar que las moléculas estarán disponibles para pacientes, si se podrán encontrar en la misma constitución y tener la misma bioactividad. Un hallazgo importante, se descubrió en un modelo experimental con ratones, que se realizó para saber cómo se disponen las moléculas después de que se comen, cómo se digieren, cómo se absorben, cómo se transportan. Aquí es necesario descifrar un punto muy importante: saber cómo esas moléculas pueden llegar a tener bioactividad dentro del sistema.

Otra área que los científicos consideran que es importante estudiar a fondo es la seguridad de la molécula. “A través de fondos del Conacyt se pudo explorar el potencial tóxico que pudiera tener este compuesto y tenemos datos bastante interesantes que sugieren una baja toxicidad; sin embargo, se necesitan hacer más estudios para completar esta información.

Actualmente logramos un paso más al obtener las moléculas en forma pura que pudieran ser ingeridas por humanos y realizar los estudios toxicológicos preliminares, se espera pronto poder hacer el estudio con humanos”, afirma la doctora.

El reciente hallazgo es un momento emocionante desde el punto de vista científico. “El disfrute está en generar conocimiento nuevo y en entender cosas que hace tiempo no sabíamos, como la existencia de estas moléculas, y por supuesto que esta información tenga la posibilidad de repercutir en algún grupo de pacientes que podrían mejorar sus condiciones de salud, es algo muy valioso para todos. Nuestra principal satisfacción es que este trabajo puede llegar a ser benéfico para la salud de la sociedad mexicana, esperamos que todo siga caminando en la misma dirección”, concluyeron los investigadores.

Fuente: Villafán, Ameyalli. Moléculas de aguacate previenen la formación de trombos arteriales. Agencia Informativa CONACYT

Dejar un comentario