Existen muchos mitos alrededor de la comida, desde que comer aguacate cuando estás enojado te dará dolor de estómago, hasta que abrir la boca mientras cortas cebolla evitará que llores.

En cuanto a los hábitos de limpieza y cocción, tenemos algunas prácticas que aprendimos desde que éramos chiquitos y que no necesariamente son la mejor manera de hacer las cosas cuando cocinamos.

Aquí te presentamos una lista de los mitos más comunes a la hora de cocinar:

  • Si comí algo y me hizo daño, sólo necesito dejar pasar el malestar. ¡Falso! Una enfermedad gastrointestinal, ocasionada por alimentos contaminados o en mal estado, puede complicarse. Lo mejor es consultar a tu médico

Los síntomas más comunes son: diarrea, vómito, cólicos fuertes, escalofríos, fiebre y fatiga

  • Está bien descongelar la carne fuera del refrigerador. ¡Falso! Cuando se va descongelando la carne, existe un riesgo importante de que alguna bacteria la contamine. Lo mejor es descongelarla dentro del refrigerador
  • Entre más cloro use para limpiar la cocina y los alimentos, mejor. ¡Falso! Es suficiente usar una cucharadita de cloro por un cuarto de litro de agua para limpiar las superficies de la cocina. Para desinfectar verduras, basta con dos o tres gotas por litro
  • No tengo que lavar las frutas y verduras, si las voy a pelar. ¡Falso! Es muy fácil que las bacterias y suciedad de las cáscaras de las verduras y frutas pasen al interior de estas. Por ello, es muy importante lavarlas, siempre
  • Las verduras y frutas se tienen que lavar con jabón. ¡Falso! El jabón puede dejar residuos en las frutas y verduras que no son aptos para comerlos. Lo mejor es lavarlas con agua corriente limpia
  • Hay que enjuagar la carne, el pollo o el pescado antes de cocinarlo. ¡Falso! No es necesario lavar las carnes; de hecho, si alguno de los jugos se queda en el fregadero o en la barra de la cocina, puede ser un lugar ideal para que las bacterias crezcan. La única manera en que la carne es segura, es cocinándola bien
  • Si no huele mal, no está echado a perder. ¡Falso! Algunas bacterias no provocan mal olor en la comida. Lo mejor es revisar las recomendaciones de almacenaje para cada alimento

Muchas veces, hacemos las cosas por costumbre, porque “así se hacen”, y no nos damos cuenta de que o hay mejores formas de hacerlas o maneras más seguras. En la comida, es muy importante que nos fijemos en los hábitos que tenemos, no sólo al comer, sino también en la limpieza y conservación de los alimentos, para que nuestra salud sea la mejor posible.

 

Fuentes:

https://www.foodinsight.org/foodborne-illness-food-poisoning-what-do-health-symptoms

https://www.foodinsight.org/food-safety-lessons-clean-separate-cook-chill-back-to-school

https://espanol.foodsafety.gov/mantener/b%C3%A1sicos/mitos/wuy/%C3%ADndice.html

 

Dejar un comentario