¿Tienes alguna lesión por practicar deporte? Comer puede ser tu as bajo la manga.

Las lesiones provocadas por practicar algún deporte o actividad física durante mucho tiempo son comunes, ya que los músculos y las articulaciones se desgastan. Existen algunos suplementos alimenticios populares para tratar algunas de esas lesiones, por ejemplo, cuando hay un desgaste en las rodillas o la cadera.

Pero las investigaciones sobre esos suplementos tienen resultados muy variados porque sus efectos dependen de muchos factores como el tipo de lesión, la edad de la persona, el género, e incluso la capacidad de cada persona de aprovechar el suplemento.

Por ejemplo, se han hecho estudios sobre la vitamina C, el colágeno o la creatina, por mencionar algunos. Pero todavía se sabe poco sobre su efectividad y sobre las maneras que se deben combinar entre sí y con la dieta para tener mejores resultados.

Cuidando al músculo

En los últimos 20 años se han investigado los efectos que dietas específicas pueden tener sobre la prevención y el tratamiento de lesiones musculares o sobre las articulaciones. Uno de los hallazgos más importantes tiene que ver con la recuperación del músculo después del ejercicio.

Al hacer cualquier actividad física, se presenta un desgaste del músculo que es consecuencia natural del esfuerzo que hace. Por ello, es importante comer nutrimentos específicos para que el músculo se recupere mejor, por ejemplo, carbohidratos o proteínas, dependiendo del tipo de ejercicio que se lleve a cabo.

Además de las lesiones, tenemos que estar atentos a la fatiga. Es normal sentirse cansado después del ejercicio, pero la fatiga, que es un cansancio excesivo, puede ser señal de que no estamos teniendo una recuperación adecuada después de la actividad que realizamos.

La fatiga puede ser un factor para que las lesiones sean más frecuentes, por que si los músculos no se están recuperando adecuadamente, son más vulnerables a lastimarse.

En ambos casos, la alimentación es importante ya que con ella obtenemos los nutrimentos necesarios para que nuestro cuerpo se recupere. De igual manera, la hidratación resulta esencial porque permite que nuestro organismo funcione bien y que recupere el equilibrio interno de minerales (para ello, es importante tomar de vez en cuando electrolitos).

Diseño de dietas

Los suplementos pueden ser un buen aliado para las actividades físicas (deporte, ejercicio, danza, etc.) intensas y frecuentes. Pero lo más importante es tener una dieta diseñada para compensar el desgaste que esa actividad ocasiona.

Una dieta equilibrada que incluya alimentos integrales, frutas, verduras, proteínas y la hidratación adecuada es fundamental. Pero es necesario que la alimentación esté enfocada a las necesidades específicas de cada uno.

Por ejemplo, la dieta no puede ser igual para una bailarina de ballet, que para un futbolista o alguien que practica kick boxing. El balance de energía tiene que ser el adecuado para cada quien, y cada persona es diferente. Por ello, es importante consultar un dietista profesional o un nutriólogo que apoye con el tipo de dieta que cada uno debe llevar para buscar un funcionamiento y recuperación óptimos.

El consumo de proteínas, por ejemplo, ayuda a la recuperación muscular en ejercicios de resistencia y a evitar los procesos inflamatorios. Los aminoácidos esenciales, que se encuentran como suplementos y en algunos alimentos, ayudan a aumentar la fuerza muscular, o los ácidos grasos como los omega-3 que ayudan a evitar las inflamaciones.

La alimentación es el aliado más importante que tenemos para cuidar nuestro cuerpo y para lograr que podamos seguir disfrutando nuestras actividades favoritas. Parte de un buen entrenamiento, depende de que llevemos la dieta adecuada. Recuerda: no hay alimentos buenos o malos, sino dietas correctas o incorrectas.

Fuentes:

Dejar un comentario