El propóleo se utiliza comúnmente para aliviar algunas molestias de la garganta o de la gripa. Pero tiene muchas más propiedades. ¡Conócelas!

El propóleo se usa por lo general para aliviar algunas molestias de la gripa y se cree que ayuda a levantar las defensas del cuerpo. Pero, en realidad, tiene muchas más propiedades que se están estudiando para aprovecharlo mejor.

El propóleo ha sido analizado para identificar sus funciones y los beneficios que puede ofrecer a nuestra salud. Resulta que este producto hecho por las abejas, tiene propiedades antibacterianas que pueden combatir a diversas bacterias.

El propóleo es una sustancia viscosa y se creía que las abejas lo utilizaban para llenar algunas grietas en la colmena. Pero ahora se sabe que lo usan para reforzar la estructura y también para evitar que entren microbios, bacterias, hongos y algunos depredadores como insectos o roedores.

Contra los microbios

Se ha descubierto que el propóleo, proveniente de Brasil y de Sudáfrica, puede reducir la presencia de Staphylococcus aureus. Algunos propóleos también son capaces de disminuir la presencia de Lysteria monocytogenes, que puede causar desde infecciones estomacales hasta meningitis en los casos más graves.

La actividad antibacteriana del propóleo se debe a que contiene flavonoides, que son metabolitos (sustancias producidas por el metabolismo de un ser vivo) y tienen la función de proteger, pigmentar o alguna otra esencial para la sobrevivencia del organismo en el que se encuentre.

Es importante señalar que las características generales del propóleo, así como sus propiedades benéficas para nuestra salud, dependen del tipo de flor del que las abejas recolectan el polen para hacerlo, la zona en la que se encuentren, el clima y el tipo de abeja.

Para medir estas propiedades del propóleo se utilizó la cromatografía, un método de análisis que permite identificar los diferentes compuestos de una sustancia para luego saber qué función tiene cada uno.

El propóleo puede ser un aliado importante contra infecciones causadas por bacterias. Y gracias a estos métodos de análisis sabremos qué otros beneficios nos puede brindar.

Fuentes:

 

Dejar un comentario