L en N. Griselda López Córdova

Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición

“Salvador Zubirán”

@GrissLo

gris_lopezc4@hotmail.com

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia materna (LM) es la actividad en la que se obtiene leche del seno materno y provee a los bebés los nutrimentos necesarios para su crecimiento y desarrollo, cubriendo con ello sus necesidades y asegurando una salud óptima. Esta puede ser exclusiva, o no.

La lactancia materna exclusiva (LME) es aquella en la cual el bebé recibe, como alimentación, solamente leche del seno materno o de una nodriza, sin recibir ningún tipo de alimento o bebida (incluida agua potable) adicional. La LME implica, también, que no se le dé al bebé chupones ni biberones.

La LME, de acuerdo con la OMS, debe durar los primeros seis meses de vida, y continuar con LM hasta los dos años, si la madre y el bebé están en acuerdo. Es este periodo será necesario que la lactancia se complemente con otros alimentos, a través de los cuales se integrará paulatinamente al menor a la alimentación familiar.

La leche materna es el único alimento ideal para el recién nacido, ya que se adapta a las necesidades del menor, de acuerdo a su crecimiento y desarrollo. Además de que siempre se encuentra lista para ser consumida.

Esta leche tiene múltiples beneficios para la madre y el niño, y también para la economía familiar. Entre ellos están:

Para el bebé:

  • Reduce la incidencia y gravedad de enfermedades infecciosas, gastrointestinales, respiratorias agudas, enterocolitis necrosante, entre otras, disminuyendo la morbilidad infantil
  • Reduce el riesgo de presentar asma, alergias, síndrome de muerte súbita, diabetes mellitus tipo II, caries dental, etc.
  • Favorece la confianza en el menor debido a la relación de contacto con la madre, con quien, además, refuerza los lazos afectivos. Esto dismunye el llanto en los bebés y contribuye a que las mujeres puedan responder mejor a las necesidades del recién nacido
  • La leche materna es de fácil digestión para el organismo neonatal

En la madre:

  • Reduce el riesgo de presentar cáncer de mama y ovario
  • Aumenta el intervalo entre embarazos
  • Favorece la salud mental, al mantener a la mujer en un estado de satisfacción tras la realización de la lactancia materna

Beneficios en la familia:

  • Favorece la economía familiar al evitar la compra de sucedáneos de leche materna

Además de lo anterior, existen múltiples beneficios como resultado de la práctica de la LM, sin embargo, parece ser que estos no tienen suficiente impacto en la población, pues no han contribuido a incrementar el número de mujeres que practican la LM o la LME.

Esto es grave, debido a que se ha asociado la disminución e inadecuadas prácticas de LM, y específicamente la carencia de LME, a 1.4 millones de muertes infantiles y a 10% de la carga de enfermedades entre niños menores de 5 años. Los datos epidemiológicos y de sustento revelan que la decisión de no amamantar tiene importantes efectos negativos en la salud materno-infantil.

Lactancia materna en América Latina

En América Latina y el Caribe, esta práctica ha visto una disminución entre los años 2006 y 2012, cayendo de un 22.3 a un 14.5%, respectivamente, siendo el medio rural el más afectado (descenso de 36.9 a 18.5%).

Además, se sabe que solamente el 38.8% de los menores son expuestos al seno materno durante la primera hora de vida, teniendo una duración promedio de 10.2 meses, y que únicamente el 40% de los recién nacidos reciben LME los primeros 6 meses de vida.

El abandono de la práctica de la LM se debe a diversos factores, dentro de los cuales se encuentran como los más importantes que la madre sea una mujer trabajadora, el apoyo insuficiente recibido en el ámbito familiar y/o laboral, la escasa educación respecto a los efectos en el organismo del bebé y las técnicas adecuadas para brindar LM.

En Latinoamérica, Perú es el país con la tasa más alta de la región (68.3%), mientras que República Dominicana cuenta solamente con el 7%. México se encuentra en el penúltimo lugar, con un 14.5%. De manera general, solamente 5 (de los 21 países latinoamericanos de los que se tiene información) practican la LM de manera que ésta sea recibida por la mitad o más de los menores lactantes. Pero ninguno de estos países logra llegar a la recomendación de LM por dos años, tal como lo sugiere la OMS.

Dados los datos previos, se observa que América Latina tiene un amplio panorama en el cual puede y debe mejorar el inicio y continuidad de la LM.

Para ello, los gobiernos de los diversos países deben comprender la importancia de la práctica adecuada y constante de la LM, no solo para los individuos, sino para la sociedad. Desde esta perspectiva, es necesario evaluar qué estrategias de promoción y apoyo son necesarias para una práctica exitosa.

Por otro lado, la OMS y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) trabajan para promover acciones que fomenten el apoyo, educación y orientación a las madres, con el objetivo de asegurar que los menores reciban, como mínimo, la LME en sus primeros 6 meses de vida.

Es necesario, entonces, que las madres reciban apoyo en casa y en el trabajo, así como orientación y educación por parte de los profesionales de la salud. Es importante un trabajo en conjunto para proteger la lactancia materna, pues dicha práctica es, probablemente, la intervención sanitaria de menor costo económico que consigue los mejores efectos en la salud del individuo, desde su nacimiento, y a lo largo de su vida. Además de que es la intervención más efectiva para prevenir la morbimortalidad infantil.

Referencias

  1. International Code of Marketing of Breas-milk Substitudes. (1981). Organización Mundial de la Salud.
  2. Álvarez Zendejas, P. M. (2013). Intervención para promover la práctica correcta de la lactancia materna exclusiva. Instituto Nacional de Salud Pública.
  3. Navarro Estrella, M., Duque López, M. X., Trejo y Pérez, J. A. Factores que influyen en el abandono temprano de la lactancia por mujeres trabajadoras. Salud Pública Mex 2003; 45: 276 – 284.
  4. Veneman, A. (s.f.). Retomando el tema de la lactancia materna en la región de América Latina y el Caribe, un compromiso de UNICEF.
  5. Mazariegos, M. (s.f.). Prácticas de lactancia materna en América Latina.
  6. The Lancet. 2016. Primera serie sobre Lactancia Materna.

Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría. 2016. Lactancia materna en Cifras: tasas de inicio y duración de la lactancia materna en España y en otros países.

Dejar un comentario