La microbiota es lo que antes se conocía como “flora intestinal” y ha sido muy estudiada en los últimos 20 años por su relación con nuestra salud. ¡Conoce los nuevos hallazgos sobre ella!

¿Sabías que la microbiota intestinal es tan única como tu huella digital? Eso significa que cada persona tiene una composición específica de microorganismos en el intestino.

La microbiota es un conjunto de microorganismos que habitan en el cuerpo humano; su presencia tiene una relación directa con nuestra salud. El grupo más estudiado es el que vive en el intestino porque ahí es donde se ha notado que tienen un impacto sobre el bienestar del cuerpo.

Hace 20 años se creía que la microbiota podía ser modificada con el uso de probióticos, buscando equilibrarla y así contrarrestar algunos padecimientos, por ejemplo: diarreas por infecciones o por uso de antibióticos, cólicos infantiles, inflamación intestinal, alergias. Los probióticos comenzaron a ganar fama como promotores de la salud intestinal y del sistema inmune.

Los estudios más recientes muestran que la microbiota intestinal no se modifica de manera significativa. Al nacer, heredamos de la madre la composición básica de los microorganismos intestinales que tendremos. Algunos factores, como la vía de nacimiento, la maduración del sistema inmune, la predisposición genética y la dieta terminan por completar la gama de microorganismos. Pero, entre los 3 y los 5 años de edad, ya tendremos formada la microbiota y permanecerá casi igual hasta la edad adulta.

Sin embargo, los probióticos siguen siendo importantes para mantener la salud de la microbiota. Uno de los beneficios de su consumo es que hacen que estos microorganismos sean más resistentes al estrés y a los cambios que ocasionan los antibióticos. Un antibiótico tiene la capacidad de matar a los patógenos que nos enferman, pero, lamentablemente, en el proceso eliminan también a una buena cantidad de los microorganismos que nos conviene tener.

Hay una amplia variedad de estudios que analizan la influencia de la composición de microorganismos sobre la salud y los efectos de tomar probióticos. Hoy, se sabe que la microbiota intestinal varía en cada persona y que quienes padecen obesidad, diabetes, síndrome metabólico y algunos tipos de autismo, tienen una microbiota muy diferente de quienes no tienen estas enfermedades.

La suplementación con probióticos ha mostrado tener efectos positivos en la salud intestinal y en la eficiencia de la respuesta inmune. Sin embargo, ahora que se descubrió que la composición de la microbiota es casi la misma durante toda nuestra vida, es necesario realizar mayores estudios para entender cómo es que funcionan.

Es importante aclarar que los beneficios de los probióticos no están en duda, sino que se ha descubierto que la manera cómo funcionan no es tan clara como se creía. Si se logra averiguar qué es lo que hacen los probióticos dentro de nuestro organismo, se podrán planear intervenciones más enfocadas a la salud particular de cada persona.

La microbiota es como una huella digital interna: cada quien tiene la suya y es inigualable. Este código podría tener respuestas sobre nuestra salud, sobre lo que nos pasa y cómo podemos estar mejor.

Fuentes:

Dejar un comentario