Las personas con deterioro cognitivo leve tienen un mayor riesgo de desarrollar demencia si tienen diabetes o síntomas psiquiátricos como la depresión, según un nuevo examen realizado por investigadores de la University College of London (UCL).

El deterioro cognitivo leve (DCL) es un estado entre el envejecimiento normal y la demencia, en donde la mente de alguien está funcionando con un rendimiento menor al que se esperaría para su edad. Afecta a un 19% de personas de 65 y más años de edad, y alrededor del 46% de las personas con deterioro cognitivo leve desarrollan demencia dentro de los siguientes 3 años, en comparación con el 3% de la población general.

El último artículo de revisión publicado en el American Journal of Psychiatry, analizó los datos de 62 estudios separados, con un total de 15,950 personas con diagnóstico de DCL. El estudio encontró que entre las personas con deterioro cognitivo leve, quienes además padecían diabetes tenían 65% más probabilidades de desarrollar demencia, y aquellos con síntomas psiquiátricos tenían más del doble de probabilidades de desarrollar la enfermedad.

“Existe una fuerte relación entre la salud mental y física, por lo que mantener tu cuerpo saludable también puede ayudar a mantener el cerebro funcionando correctamente”, explica la autora principal, la Dra. Claudia Cooper (UCL Psiquiatría). “Los cambios de estilo de vida para mejorar la dieta y el estado de ánimo, pueden ayudar a las personas con deterioro cognitivo leve a evitar la demencia y traerles muchos beneficios para la salud. Esto no significa necesariamente que abordar la diabetes, síntomas psiquiátricos y la dieta, reducirán el riesgo de un individuo, pero nuestra opinión ofrece la mejor evidencia hasta la fecha de aquello en lo que pudiera ayudar”.

Así, sociedades relacionadas con el Alzheimer recomiendan que las personas se mantengan social y físicamente activas para ayudar a prevenir la demencia. Sus directrices también sugieren comer una dieta rica en frutas y verduras, y baja en carnes y grasas saturadas, como la dieta mediterránea.

“Ya hay algunos daños en aquellos con deterioro cognitivo leve, pero estos resultados dan una buena idea de lo que tiene sentido enfocarse para reducir las probabilidades de demencia”, dice el profesor Gill Livingston (UCL Psiquiatría), coautor del estudio. “Ahora se necesitan ensayos controlados aleatorios.”

El profesor Alan Thompson, decano de la Facultad de Ciencias del Cerebro UCL, dice: “Esta impresionante revisión sistemática y el meta-análisis de la Facultad de la División de Psiquiatría de la Ciencia del Cerebro, subraya dos mensajes importantes. En primer lugar, el impacto de co-morbilidad médica y psiquiátrica en individuos con deterioro cognitivo leve; y en segundo lugar, la importancia y potencial terapéutico de la intervención temprana en la prevención de la demencia. La confirmación de estos hallazgos y la incorporación de estrategias preventivas adecuadas, podría desempeñar un papel importante en la disminución de la siempre creciente carga social de demencia en nuestra población que envejece.”

Fuente: Diabetes and depression predict dementia risk in people with slowing minds – www.ucl.ac.uk

Dejar un comentario