La cafeína puede afectar la percepción del sabor dulce. Es decir, si tomamos mucho café, esto podría modificar la manera como percibimos el dulzor de las cosas.

Un estudio mostró que la cafeína puede afectar la intensidad con la que se percibe el sabor dulce. El experimento consistió en dar a los participantes la cantidad de cafeína equivalente a una taza de café muy fuerte (200mg) y revisar la percepción de los sabores.

La identificación de los sabores salado, amargo, agrio y umami (el de la carne) no se vio alterado. Pero, la percepción de lo dulce sí cambió. A los participantes les costó trabajo identificar el sabor dulce o lo percibían con menor intensidad que antes de consumir la cafeína.

Bloqueado

La explicación a esto es que la cafeína bloquea, en parte, los receptores de lo dulce. Estos receptores se desactivan momentáneamente cuando se presenta ese estimulante.

La importancia de saber este tipo de cosas es que podemos conocer cómo interactúan los alimentos entre sí. Es decir, si tomar cierta cantidad de café hace que disminuya la percepción de lo dulce, esto podría ayudar a explicar algunas situaciones de exceso de consumo de azúcar, por ejemplo.

Además, este tipo de información permite desarrollar mejores estrategias para conseguir una alimentación más balanceada.

 

Fuentes:

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/1750-3841.13836/abstract

http://www.ift.org/Food-Technology/Daily-News/2017/August/24/caffeine-may-suppress-sweet-taste.aspx

 

Dejar un comentario