La intolerancia al gluten es una condición que desencadena malestares estomacales cuando se comen productos de trigo. ¿Es una alergia o hay otra causa que la explique?

La intolerancia al gluten, conocida también como enfermedad celiaca, es un padecimiento que consiste en presentar malestares estomacales cuando se comen productos con gluten, que es un grupo de proteínas del trigo. Las molestias pueden ser inflamación, distención abdominal y diarrea.

Durante mucho tiempo, se consideró que la intolerancia al gluten era similar a una alergia. Pero investigaciones recientes, realizadas en el Centro de Enfermedad Celiaca de la Universidad de Chicago, podrían tener una nueva y muy diferente explicación para la enfermedad celiaca.

¿Virus o alergia?

La nueva teoría es que la enfermedad celiaca podría ser provocada por un virus. La Dra. Bana Jabri dirigió un estudio con ratones que fueron infectados por dos reovirus. Los reovirus son un tipo específico de virus que causan enfermedades gastrointestinales, tanto en humanos como en roedores.

Uno de esos reovirus (Lang tipo 1) se contrae comúnmente durante la infancia. Este virus causó que el sistema inmune de los ratones identificara al gluten y a la proteína del huevo (ovoalbúmina) como un patógeno (un elemento extraño y nocivo). Esto desestabilizó la tolerancia a estas proteínas y de manera más marcada con el gluten.

Los ratones infectados con Lang tipo 1 presentaron una respuesta inflamatoria alta cuando comieron gluten. Lo que observaron los investigadores es que a estos animales se les había activado una enzima (transglutaminasa) que aumenta la respuesta del sistema inmune.

Sistema inmune alterado

Por lo general, los reovirus no causan síntomas mayores a una molestia estomacal y, por ello, no se les prestaba mucha atención. Pero, la hipótesis de Jabri y su equipo es que ese virus causa una modificación en el sistema inmune que activa la intolerancia al gluten posteriormente.

Los científicos señalaron que la predisposición genética a la enfermedad celiaca es un factor que sigue siendo importante en la historia clínica. Sin embargo, la relación entre este padecimiento y el reovirus podría dar una clave extra para conocer el origen de la intolerancia al gluten.

Los siguientes pasos para el equipo de Jabri es hacer más investigaciones y lograr conclusiones más contundentes, ya que los análisis en animales tienen un nivel bajo de evidencia.

Fuentes:

 

Dejar un comentario