Encontrar mejores empaques que contaminen menos, es cada vez más importante. La avena podría ser una opción, ¿sabes cómo?

Existe una técnica con la cual se pueden hacer películas o recubrimientos de diferentes materiales, que permiten proteger los alimentos. Cuando la materia prima es de origen natural, se conocen como biopelículas.

Un grupo de alumnas de la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca (UTVCO) desarrollaron una biopelícula a partir del almidón de avena. Esta película se biodegrada rápidamente, y además alarga la vida de anaquel de los alimentos porque tiene propiedades antimicrobianas.

Este empaque permite conservar las propiedades físicas, químicas y sensoriales de los alimentos. El proyecto, Biotecno, está orientado al recubrimiento de alimentos y empaques comerciales y, según pruebas de laboratorio realizadas por el equipo, duplica el tiempo de vida en anaquel de alimentos, gracias a las propiedades antimicrobianas presentes en el producto.

Amigas del medio ambiente

Esbeydhy Oyuky, miembro del equipo, explicó que Biotecno inicia su proceso de degradación después de cuatro meses, cuando pierde sus propiedades físicas y químicas, mientras que los plásticos tradicionales tardan hasta diez años en comenzar este proceso. “Nuestro proyecto, además de ser un conservador natural para alimentos, es un producto amigable con el medio ambiente, ya que al momento de ser desechado cumple la función de poder ser cien por ciento degradable”.

Al respecto, Marlén Hernández comentó que con la fabricación de biopelículas desean frenar la producción masiva de polímeros sintéticos que dañan el ambiente, específicamente en la ciudad de Oaxaca de Juárez, en donde pretenden disminuir hasta en 5% la utilización de recubrimientos sintéticos.

Protegiendo los alimentos

El empaque retarda la oxidación enzimática de los alimentos, evita el desarrollo de hongos y bacterias, y funciona como barrera contra la humedad. Otro de los factores positivos del proyecto es que favorece a los productores de avena, quienes pueden generar un valor agregado para el cereal no visto antes. Asimismo, se ofrece un producto 100% biodegradable.
Para finalizar, agregaron que Biotecno podría impulsar el sector económico, social y ambiental en el estado de Oaxaca. Según datos del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, los residuos plásticos conforman 11% de la composición de la basura en México, y del cual solo es recolectado 12% del total desechado. Por otro lado, el almidón posee degradación biológica, gracias a las bacterias y hongos presentes en el ambiente.

El nivel de contaminación ambiental a causa de la utilización de plásticos es una de las cosas que tendremos que empezar a cambiar, para cuidar el medio ambiente. Iniciativas como esta, nos permiten tener nuevas opciones más amigables y que, al mismo tiempo, generan nuevos usos para materias primas tan conocidas como la avena.

Estos proyectos generan nuevas formas de cuidar al planeta y mueven la economía de los productores de esas materias primas.

Referencia:

Dejar un comentario