Antes de su aprobación, el aspartame se sometió a una de las revisiones científicas más completas jamás realizadas, poniéndose a prueba en más de 100 estudios científicos. Desde su aprobación, más de 100 investigaciones adicionales se han llevado a cabo por muchas instituciones de prestigio, que confirmaron su seguridad para la población general. Por otra parte, la seguridad del aspartame ha sido reconocida por la Asociación Médica Americana, la Asociación Dietética Americana, la Asociación Americana de Diabetes, la Organización Mundial de la Salud, la Comisión Europea y los organismos de regulación alimentaria de más de 100 países.

¿Cómo fue evaluado el aspartame en cuanto a seguridad de consumo antes de ser aprobado para su uso en los alimentos?

El aspartame fue probado en dosis muy superiores a las que la gente podría consumir en una dieta normal; las investigaciones al respecto indicaron que era seguro. El aspartame ha sido estudiado en animales de laboratorio y en personas, incluyendo diversos grupos de población específicos, como los niños pequeños, los bebés sanos, mujeres en periodo de lactancia, ancianos, diabéticos, obesos, personas con enfermedades renales, personas con trastornos de la conducta y personas que son portadoras del gen para la fenilcetonuria.

¿Hay alguna base para las quejas de los consumidores sobre el aspartame?

La autoridad que regula la aprobación o rechazo de los alimentos en los Estados Unidos (Food and Drug Administration, FDA), en su sistema de recepción de seguimiento de efectos adversos relacionados con los productos consumibles, recibió muchas quejas sobre el aspartame cuando se introdujo por primera vez al mercado en 1981. Las quejas llegaron a un pico en 1985 cuando el aspartame recibió publicidad adversa en los medios de comunicación, pero desde entonces las notas negativas sobre este aditivo habían disminuido gradualmente. Sin embargo, para el año 2000 la FDA ha recibido más de 7,000 quejas de los consumidores culpando al aspartame de dolores de cabeza, cambios de humor, convulsiones, falta de memoria o reacciones alérgicas. La FDA ha investigado estas denuncias y llegó a la conclusión de que no eran justificables. Además, los muchos estudios que se han realizado en animales y en personas para determinar si el aspartame puede causar cualquier enfermedad o síntoma, no han mostrado pruebas sólidas para relacionarlo con los padecimientos mencionados. Por el contrario, existe evidencia científica de que el aspartame no está asociado con efectos adversos para la salud.

¿La cantidad de metanol que se libera del aspartame es peligroso?

Una de las preocupaciones que podrían tener los consumidores es la cantidad de metanol producido cuando el aspartame es digerido, porque el metanol puro en dosis altas es tóxico. Sin embargo, éste se encuentra ampliamente distribuido en los vegetales y se produce en los jugos de frutas, verduras, productos fermentados y otros alimentos y bebidas. Nuestro organismo descompone rápidamente el metanol en agua y dióxido de carbono (los mismos productos de la respiración). Así que habitualmente consumimos metanol sin efectos negativos, ya que los niveles en los alimentos y en el aspartame son demasiado bajos como para causar una intoxicación.

¿El aspartame afecta el comportamiento de los niños?

A pesar de los informes anecdóticos que tratan de mantener una asociación entre el aspartame y los problemas de conducta, muchos estudios han demostrado que el aspartame no afecta el aprendizaje de los niños ni su comportamiento. No hay evidencia científica de que el aspartame contribuya a la hiperactividad o al trastorno de déficit de atención. Además, no es posible que su consumo aumente los niveles de ácido aspártico y de fenilalanina en sangre en cantidad suficiente como para alterar las funciones cerebrales. Dado su alto poder de dulzor (200 veces más que el azúcar común), las dosis que se pueden llegar a consumir son pequeñas

¿El aspartame puede causar reacciones alérgicas?

En estudios bien diseñados, con personas que creían que eran alérgicos al aspartame, los investigadores encontraron que éste no provocó más reacciones que un placebo. Sin embargo, como con cualquier sustancia, es posible que algunas personas sean sensibles al aspartame

¿Existe alguna relación entre el aspartame y el cáncer o la formación de tumores?

No es posible que el aspartame pueda causar cáncer, porque el aspartame en sí no entra en el torrente sanguíneo. Más bien, se descompone durante la digestión en sus aminoácidos componentes y metanol. Consumimos esos mismos componentes en cantidades mayores en los alimentos comunes, como la leche, la carne, los cereales, las frutas y las verduras. Por otra parte, estudios a largo plazo en animales de laboratorio que fueron alimentados con cantidades muy grandes de aspartame no revelaron ninguna evidencia de cáncer. Además, los estudios a gran escala llevados a cabo en todo el mundo con miles de personas que han consumido aspartame durante muchos años, también han concluido que no existe una relación entre este aditivo y el cáncer. Aunque algunos estudios han sugerido que el aspartame podría causar tumores cerebrales y otros tipos de cáncer, los científicos de renombre han cuestionado estos hallazgos, citando fallas en la metodología de los estudios o en el análisis estadístico de la información

GRUPOS ESPECIALES

¿Pueden los niños consumir productos que contienen aspartame?

Los estudios han demostrado que los niños descomponen y utilizan los componentes del aspartame de la misma manera que lo hacen los adultos. Estudios a largo plazo en animales de laboratorio han demostrado que el aspartame no afecta el crecimiento y el desarrollo.

¿Pueden las mujeres embarazadas consumir aspartame?

La Academia Americana de Pediatría concluyó que el aspartame es seguro tanto para la madre como para el bebé en desarrollo y la Asociación Médica de Estados Unidos ha declarado que las mujeres que están embarazadas o amamantando pueden usar sin peligro aspartame. No obstante, es importante que las mujeres consulten con sus médicos acerca de una nutrición adecuada durante el embarazo.

¿Pueden las personas con diabetes consumir aspartame?

La Asociación Americana de Diabetes ha declarado que el aspartame no afecta los niveles de azúcar en sangre y es un sustituto del azúcar aceptable para los diabéticos. Los productos endulzados con aspartame pueden ayudar a los diabéticos a cumplir con sus planes de alimentación, regular su ingesta de carbohidratos y calorías y ser un apoyo en el control de su enfermedad

¿Es el aspartame seguro para las personas con epilepsia?

Los estudios científicos no han encontrado ninguna asociación entre el aspartame y las convulsiones o epilepsia

LA INFORMACIÓN EN INTERNET

¿Hay algo de verdad en la información negativa sobre el aspartame en Internet?

Introducir el término “aspartame” en un sitio de búsqueda en Internet dará más de un millón de citas, muchos sitios web contienen información falsa o informes anecdóticos que vinculan al aspartame con una multitud de enfermedades y efectos adversos. Por ejemplo, hay sitios de Internet que afirman que el aspartame es causa de la esclerosis múltiple, de lupus sistémico, de problemas de visión, dolores de cabeza, fatiga, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, enfermedad de Alzheimer, cáncer, enfermedad de Parkinson, defectos de nacimiento y una variedad innumerable de otros trastornos. Pero no existe evidencia científica que vincule a alguno de estos problemas de salud con el consumo del aspartame.

Fuente: European Food Safety Authority

Dejar un comentario