“Esta opinión representa una de las evaluaciones de los riesgos más completas de aspartame jamás realizadas”, dijo la presidenta del Panel de la EFSA sobre Aditivos Alimentarios y Fuentes de Nutrientes añadidos a los alimentos (ANS Panel), la Dra Alicja Mortensen.

“Es un paso adelante en el fortalecimiento de la confianza del consumidor en la base científica del sistema de seguridad alimentaria de la UE y la regulación de los aditivos alimentarios.”

El organismo de seguridad alimentaria ha recibido más de 200 comentarios en la fase en línea de su consulta sobre la seguridad del aspartame, tras la publicación de su proyecto de opinión científica sobre el edulcorante en enero. La consulta pública sobre la seguridad del aspartame concluyó con una reunión abierta al público celebrada en abril, momento en que la EFSA dijo que necesitaba hasta noviembre para considerar la retroalimentación que incluía nueva información sobre el tema.

La EFSA afirma que una revisión exhaustiva de la evidencia de estudios en animales y humanos ha “descartado un posible riesgo de que el aspartame pueda causar daño a los genes o la inducción de cáncer.”

El panel también dijo que el consumo de aspartame no representa ningún riesgo para el feto en desarrollo, y que de igual forma, no daña al cerebro, al sistema nervioso ni a la función cognitiva en niños y adultos. El único grupo para el cual la EFSA consideró que el consumo de aspartame pudiera ser riesgoso es el de las personas con fenilcetonuria, la cual se caracteriza por la incapacidad para descomponer el aminoácido fenilalanina presente en el aspartame, así como en una amplia variedad de alimentos.

Además de la fenilalanina, la opinión de los expertos aclara que otros productos de degradación de aspartame, tales como metanol y ácido aspártico, están también presentes de forma natural en otros alimentos, dijo la EFSA.

El organismo de seguridad de los alimentos llegó a la conclusión de que la actual ingesta diaria admisible (IDA) del aspartame -40mg por kg de peso corporal por día- es segura para la población en general. Un refresco típico de dieta contiene alrededor de 180mg de aspartame por lata.

En respuesta a la opinión de la EFSA, el profesor emérito Andrew Renwick, OBE, de la Universidad de Southampton, dijo en un comunicado en la Asociación Internacional de Edulcorantes que “La gente debe estar segura de que los datos revisados contienen la información más actualizada, y que la opinión de la EFSA se basa en todos los datos científicos existentes. El aspartame es un compuesto simple hecho a partir de dos aminoácidos y un grupo metilo, los cuales ocurren naturalmente en la dieta y se consumen en grandes cantidades en otras fuentes normales de dieta”.

Referencia: Cientific opinion on the re-evaluation of aspartame (E 951) as a food additive

Dejar un comentario