M. en C. José de Jesús Carreño Torres
Instituto de Biotecnología
UNAM

A menudo es difícil pensar cómo la investigación científica ayuda a la sociedad. Por lo general, cuando pensamos en los científicos, los imaginamos en un laboratorio, usando batas blancas y hablando con un lenguaje especializado, de cosas incomprensibles.

La investigación científica tiene un impacto en casi todas las áreas de nuestra vida cotidiana. Para tener un producto disponible y a la mano, ya sean alimentos, medicamentos, vacunas, utensilios, etc., se empieza con la investigación en un laboratorio.

La investigación que se realiza en los laboratorios de institutos como el de Biotecnología de la UNAM, permite saber más sobre enfermedades como el rotavirus, que afecta fundamentalmente a los niños. Gracias a este conocimiento, se pueden desarrollar técnicas de detección, prevención y tratamientos. Pasar de la investigación académica a la aplicación de ese conocimiento en una práctica clínica, es una de las formas en las que la ciencia nos permite vivir mejor.

Conoce el trabajo del Mtro. José de Jesús Carreño Torres quien, a partir de sus estudios de posgrado sobre el rotavirus, logró fundar un laboratorio propio y mejorar el Tamiz Neonatal que es un sistema de diagnóstico que salva miles de vidas de recién nacidos.

Para conocer más el trabajo de este científico, visita: Biotecnología en movimiento, Revista de divulgación del Instituto de Biotecnología de la UNAM. No. 6, julio-agosto-septiembre 2016.

Dejar un comentario