El Consejo de Almendras de California está haciendo un muy buen trabajo al posicionar a las almendras como un alimento que contribuye a la buena salud. Las almendras están teniendo una gran popularidad, alimentada por una creciente fama de saludables, que brilla intensamente.

Un ensayo controlado aleatorio que acaba de ser publicado en el British Journal of Nutrition, muestra que consumir como botana de 50-100 gramos de almendras mejora el perfil de ácidos grasos circulantes en la sangre de una persona y, por lo tanto, se reduce el riesgo de enfermedad cardiaca coronaria (CHD), en comparación con el consumo de dos a cuatro muffins hechos con harina integral. Los investigadores variaron la dosis de muffins y almendras y encontraron que comer más almendras (hasta 100 gramos por día) llevó a un menor riesgo de cardiopatía coronaria.

El Consejo de Almendras de California pagó por este estudio, pero la calidad de los datos es buena. Y se agrega a una base de evidencia cada vez mayor de los beneficios para la salud de la incorporación de almendras en la dieta.

Pero siempre es una buena idea aplicar el sentido común. Estas semillas no son una especie de medicina masticable para la salud del corazón. Al igual que otros frutos secos, encajan bien con una dieta mediterránea que ofrece algunos beneficios bien documentados. Lo que importa no es cuánto de un determinado alimento se come, sino la totalidad de lo que se come.

“Todo el mundo es un pastel de cumpleaños, así que toma un pedazo, pero no mucho.” – (All the world is birthday cake, so take a piece, but not too much).” — George Harrison

Fuente: Gimme Almonds, Gitme Healthy – www.conscienhealth.org

Dejar un comentario