El cuajilote se parece a la carambola, esa fruta que cuando la cortas parece estrella. Sus propiedades nutricias son muchas, pero su consumo es bajo. ¿De qué nos estamos perdiendo?

En Tabasco se conoce como cuajilote, pero en otros Estados lleva se llama huachilote, cacao de mono, pepino del monte o bananilla. Esta fruta es parecida a la carambola, pero llega a medir hasta 17 centímetros. Su consumo alimenticio es tan bajo que a veces es usado como forraje.

El cuajilote tiene una serie de propiedades nutricias que podríamos aprovechar si su consumo fuera más frecuente. Por ello, tres alumnos de la Universidad Tecnológica de Tabasco (UTTab) realizaron un proyecto para obtener extracto de cuajilote y aprovecharlo como un alimento funcional.

La idea de Cecilia Izquierdo Hernández, Elba Meraris de la Cruz Cruz y Rodolfo Pérez Álvarez, surgió al analizar su entorno en el estado de Tabasco, donde  el cuajilote se da en grandes cantidades y de forma natural, principalmente en las zonas rurales. “Lo que queremos es rescatar este fruto, darlo a conocer y aprovechar sus propiedades de una manera industrializada”, detallaron los jóvenes.

Actualmente, el cuajilote se consume como infusión hecha de forma casera. Este uso es casi exclusivo de los pobladores de Tabasco y no es muy frecuente. Además, al calentar el fruto a una temperatura no controlada, pierde sus propiedades, ya que es termosensible.

Pérez Álvarez, uno de los integrantes del equipo, detalló que con el método que idearon para la creación de alimentos funcionales con cuajilote, las propiedades nutricias quedan intactas y listas para el consumo. Su investigación y experimentación duró poco más de cuatro meses; dos en el diseño del experimento y otros dos haciendo pruebas con el extracto seco que lograron producir.

“Lo que nosotros hacemos es deshidratarlo de forma industrial para convertirlo en un extracto seco. Lo deshidratamos a cierta temperatura y tiempo para que las características y propiedades no se pierdan”, señaló el estudiante. Después, se tritura hasta obtener el extracto seco que se utilizará para elaborar gelatinas o infusiones, así como aditivos en algún producto.

Beneficios del cuajilote

El cuajilote contiene una sustancia que ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre, lo que es muy benéfico para personas con diabetes, enfermedad que representa uno de los principales problemas de salud en el país.

Por otro lado, de acuerdo con la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se utilizaba para aliviar el dolor de riñones. Los registros históricos muestran que se usaba también para tratar cálculos en las vías urinarias, como diurético, contra la tos, la gripe, dolor de cabeza y diarrea. Todas estas propiedades deben ser investigadas a fondo para confirmarlas.

Este trabajo de investigación, titulado “Industrialización y aprovechamiento del cuajilote (Parmentiera edulis) para la elaboración de alimentos funcionales”, fue acreditado para acudir a la ExpoCiencias Europa 2016 en Toulouse, Francia, después de participar en las diferentes eliminatorias de ExpoCiencias.

Iniciativas como esta abren el camino para nuevas heramientas para mejorar la calidad de vida de las personas, utilizando recursos que antes no se aprovechaban. Además de ser una muestra de ingenio, creatividad e innovación científica en México.

Referencias:

 

Dejar un comentario