¿Necesitamos colorantes en nuestra comida? ¡Sí, porque de la vista nace el amor! Afortunadamente, los más comunes son seguros para el consumo humano.

¿Alguna vez te has preguntado de dónde viene el color de la comida? Los colorantes son muy importantes en nuestros productos favoritos. ¿Te imaginas una pizza con un pepperoni paliducho? ¿O un pastel de chocolate sin su característico color?

Si dejáramos de tener colorantes o pigmentos en los alimentos, muy probablemente se nos antojarían menos. Después de todo, de la vista nace el amor.

Colores correctos

Los pigmentos naturales, además de darle una apariencia agradable a un alimento, tienen ventajas nutritivas. Este es el caso, por ejemplo, de los carotenoides. Responsables de los tonos rojos, naranjas y amarillos, estos pigmentos tienen propiedades antioxidantes.

La industria de alimentos se ha dado a la tarea de encontrar pigmentos naturales, en respuesta al gusto de los consumidores por productos más naturales. De hecho, este mercado ha crecido en un 6.22% en los últimos 3 años.

Utilizar pigmentos naturales, como la clorofila, los carotenoides y las antocianinas, representa un reto muy grande para la industria de alimentos. Estos colorantes van perdiendo intensidad en el procesamiento, distribución y almacenamiento del producto, porque son inestables, en comparación con los colorantes sintéticos.

Malabares de colores

Entre los desafíos que tiene la industria de alimentos está encontrar métodos que estabilicen el color que los pigmentos naturales dan a la comida. Una opción, es modificar el pH de los colorantes, pero esto podría afectar otras propiedades del producto.

La combinación de los pigmentos naturales con otros elementos, como los fenólicos o los flavonoides, es otra estrategia para que el color dure más en el producto. Pero, de nuevo, estas mezclas traen consecuencias en otros aspectos de la comida.

Los retos a los que se enfrenta la industria de alimentos para cubrir las necesidades y gustos de los consumidores son grandes. Pero es su trabajo encontrar mejores formas para ofrecernos productos saludables, apetitosos y seguros para nosotros.

Fuentes:

Dejar un comentario