Las innovaciones en el mundo de la tecnología de los alimentos no cesan. En esta ocasión, investigadores mexicanos lograron desarrollar una bebida rica en probióticos que ayudan a bajar los niveles de azúcar en sangre.

Una bebida diseñada a partir de agave y microorganismos probióticos, logró reducir los niveles de azúcar en sangre.
En pruebas realizadas a un grupo muestra de 10 alumnos a los que se les administró una solución glucosada y después 250 mililitros de la bebida, evaluando posteriormente la glucosa en sangre, los resultados mostraron que los niveles de azúcar bajaron.

Los especialistas de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), que desarrollaron la bebida, utilizaron un tratamiento térmico de pasteurización, con el que se elimina la flora microbiana presente en el aguamiel. El proceso es similar al empleado en la producción del pulque, pero en este caso se evita la fermentación del aguamiel.

¿Cómo funciona?

El aguamiel contiene azúcares, llamados fructosanos o fibras no solubles con efecto hipoglucémico que controlan los niveles de azúcar. El principal problema al que se enfrentaron los científicos fue que el producto se fermenta rápido y puede convertirse en pulque. Para evitar esto, se desarrolló un proceso que conserva el producto por un largo tiempo, pero que a la vez garantiza que los fructosanos no sufran cambios, para que continuaran con su habilidad de actuar como fibra y así lograr “atrapar azúcares”.

A partir de una evaluación de los microorganismos presentes en el aguamiel, se seleccionaron algunas bacterias (como Lactobacillus leichmannii), que fueron aisladas e integradas posteriormente al jugo de agave pasteurizado, para enriquecerlo.

El resultado de las investigaciones fue un producto que alcanza una vida de anaquel de 20 días; tiempo suficiente para su comercialización. Esta bebida no contiene lácteos ni alcohol, lo cual la hace recomendable para consumo en personas con diabetes o intolerantes a la lactosa.

900 millones de microorganismos buenos

La doctora Pérez Armendáriz, directora de la Facultad Biotecnoambiental de la UPAEP y líder del proyecto, señaló que para que los probióticos tengan un efecto positivo en la salud, se deben consumir un millón de bacterias lácticas por mililitro. En esta bebida se consiguieron tener hasta 900 millones por mililitro.

Pero hay que tener cuidado con el número de microorganismos presentes en la bebida, porque los metabolitos de estos generan fermentaciones que dan sabores hasta cierto punto desagradables, por ello se realizaron ensayos sensoriales para poder brindar un sabor más agradable al paladar.

Actualmente, también se están realizando análisis para ver la eficacia del producto en diferentes padecimientos como gastritis e intestino irritable, debido a los probióticos presentes en ella. También se busca crear un convenio con hospitales de la localidad para realizar estudios en pacientes con diabetes y obesidad.

Este proyecto forma parte de “Innovation Match”, foro internacional de talento mexicano que se realizará en Guadalajara, Jalisco, que busca vincular a investigadores y empresarios para crear productos con valor agregado.

Referencia: Universitarios crean una bebida de agave con probióticos para regular los niveles de azúcar” de Agencia Iberoamericana para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología (DICyT)

Dejar un comentario