“Los alimentos modificados genéticamente provocan alergias.”

La introducción de un gen o genes a una planta mediante hibridación o por ingeniería genética no implica necesariamente que la nueva planta tenga que producir alergia. La modificación genética implica la adición o modificación de un reducido número de genes los cuales están perfectamente identificados y caracterizados, y sus efectos alergénicos pueden ser evaluados y pre-establecidos por los comités nacionales de bioseguridad.

Si el consumidor no es alérgico a un alimento no modificado genéticamente, es altamente improbable que sea alérgico al mismo alimento pero modificado genéticamente.

Por otro lado la biotecnología puede eliminar los alérgenos de los alimentos identificando la proteína alergénica para poder sustraerla y sustituirla por alguna que no cause la alergia.

Referencias:

 

“Los alimentos modificados genéticamente provocan cáncer.”

A la fecha no se cuenta con evidencia científica que demuestre que el consumo de este tipo de alimentos provoca cáncer. Por el contrario, la biotecnología posee los medios para incrementar en los alimentos el nivel de isoflavonas, fitoestrógenos, carotenos y otros antioxidantes, todos ellos compuestos funcionales naturalmente producidos y conocidos por su acción preventiva del cáncer.

Referencias:

 

“Los alimentos modificados genéticamente no están regulados y por lo tanto no han sido declarados como seguros.”

Los alimentos modificados genéticamente están altamente regulados, en primera instancia organizaciones como la FAO y la OMS, entre otras, se encargan de realizar las pruebas y análisis correspondientes para asegurar que la utilización de cualquier alimento modificado genéticamente, sea seguro.

Además de las pruebas y estipulaciones marcadas por la OMS todo alimento modificado genéticamente debe ser aprobado por la normativa vigente del país en el que se va a utilizar.

En México el organismo encargado de dar dicha validación es la COFEPRIS, que es dependiente de la Secretaría de Salud. Se cuenta con la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (LBOGM) y con el Reglamento de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (en México 87 cultivos modificados genéticamente cuentan con la autorización de la COFEPRIS para ser utilizados).

De igual manera existen órganos y tratados internacionales que regulan el uso de los alimentos modificados genéticamente, como el Codex Alimentarius y el Tratado de Cartagena.

Así que si un alimento de este tipo llega a tu mesa, ten la certeza que ha pasado por exhaustivos análisis para aprobar su consumo seguro y su comercialización.

Referencias:

 

“Los organismos modificados genéticamente no han sido probados suficientemente y por ello no hay certeza de que sean inocuos.”

Se han llevado a cabo más de 2,000 pruebas en diversos países, principalmente en los Estados Unidos y no ha sido demostrado que los organismos vegetales modificados genéticamente causen algún daño a la salud. Por su parte, la autoridad europea (EFSA por sus siglas en inglés), realiza periódicamente evaluaciones de riesgo comparando los cultivos convencionales con los modificados genéticamente, para determinar si son seguros para el consumo.

Los elementos que se consideran durante el proceso de evaluación de riesgos son:

  • La caracterización molecular del producto modificado genéticamente
    • Las características en cuanto a composición, nutrimentales y agronómicas del producto modificado genéticamente
    • La toxicidad potencial y alergenicidad del producto modificado genéticamente
    • El impacto ambiental potencial del producto modificado genéticamente considerando los usos que se le darán, ya sea para importación, procesamiento o cultivo.

Fuente:

“La biotecnología tiene más desventajas que ventajas.”

Este mito tiene su origen en la desinformación general acerca de la biotecnología, así pues ¿qué es la biotecnología?, sencillamente es la utilización o manejo de organismos vivos, o sus compuestos o sus partes, para la obtención de productos de valor para los seres humanos, y a pesar de que se ha escuchado cada vez más de ella, existen procesos de elaboración de cerveza y queso que desde hace siglos emplean técnicas consideradas como biotecnología.

La mayor parte de las ventajas de la biotecnología se da en el área agrícola, ya que los cultivos genéticamente modificados dan mayor producción, debido a que la planta es más resistente a plagas, maleza o a ciertas condiciones como la sequía. Por lo anterior también se reduce el uso de pesticidas y plaguicidas, lo que permite reducir los costos.

Un alimento genéticamente modificado puede contener mayor cantidad de nutrimentos como antioxidantes, vitaminas, mayor contenido de ciertos minerales como el hierro, al mismo tiempo que se eliminan sustancias que no permitían la correcta absorción de nutrimentos por ejemplo como el ácido fítico que interfiere en la asimilación del hierro.

Además que este tipo de alimentos presentan menor cantidad de pesticidas que los tradicionales.

Referencias:

 

Dejar un comentario